El grupo Air France-KLM ha recaudado 300.000 euros en la subasta de los 380 asientos del vuelo inaugural de su primer A380, que voló hoy desde París-Charles de Gaulle a Nueva York, fondos que destinará a proyectos humanitarios para la infancia respaldados por la Fundación Air France. La subasta para subir a bordo del 'superjumbo' se realizó en octubre a través de Internet y ha logrado recaudar "una cantidad mucho mayor de la esperada". Según informó la compañía, el 90% de los participantes en la puja eran franceses y el 10% de veinte nacionalidades diferentes.