El grupo aéreo franco-holandés Air France-KLM sigue estudiando Iberia pese a haber presentado esta mañana una oferta no vinculante por la aerolínea de bandera italiana Alitalia, en el marco de su proceso de privatización. En este sentido, fuentes de Air France han confirmado que la posición de la aerolínea con respecto a Iberia "permanece inalterada" pese a la presentación de la oferta no vinculante por Alitalia. "Nada ha cambiado", recalcan.
Durante la presentación de los resultados de la compañía, el pasado mes de noviembre, el presidente de Air France-KLM, Jean-Cyril Spinetta, aseguró que el grupo "no ha tomado ninguna decisión" al respecto por el momento, aunque ya advirtió de que sólo se plantearían entrar en la puja tanto por Iberia como por Alitalia si no afectara a los resultados financieros de la compañía. El presidente de Air France-KLM insistió en que la consolidación aérea es una necesidad, de la que el grupo que preside es un claro ejemplo, y más aún ante la próxima entrada en vigor del acuerdo de cielos abiertos entre Estados Unidos y la Unión Europea. Spinetta subrayó que el objetivo de la fusión de compañías aéreas no debe ser otro que la búsqueda de la eficiencia del grupo, así como la necesidad de reforzar la rentabilidad. No obstante, fuentes cercanas a la aerolínea señalaron a Europa Press que Air France-KLM, pese a mantener su interés en Iberia vivo, no presentará una oferta por el 100% de la aerolínea presidida por Fernando Conte hasta que no concluyan las elecciones generales en España, al considerar que se trata de una operación "con elementos políticos y sociales muy importantes". "Air France está ahora en un periodo de espera. Se exige prudencia", indicaron las mismas fuentes, tras considerar que el momento actual no es el más propicio para presentar una oferta. "A ningún Gobierno le gusta que se le planteen una OPA semejante en plena campaña electoral", apostillaron. El grupo entiende que las próximas elecciones generales "paralizan todo el proceso". No obstante, las mismas fuentes subrayaron que el grupo franco-holandés "está listo para poner dinero" porque "no tiene problemas financieros" y pujaría por la española "con capital propio en su gran mayoría". Además, insistieron en que podría reaccionar "sin problemas" con la presentación de una oferta si algún consorcio lanza su propuesta en firme.