Adidas AG ha anunciado un incremento del 27% en sus beneficios del segundo trimestre por una caída de los costes relacionados con la compra de Reebok, operación que también está ya dando resultados en materia de sinergias. El beneficio neto subió de 82 a 104 millones de euros, mientras que los analistas esperaban de media un resultado de 95,6 millones de euros. La facturación en cambio cayó de 2.428 a 2.400 millones de euros con otro descenso de la facturación de Reebok, aunque superó la expectativa media de 2.374 millones. Con estas cuentas, el grupo alemán de artículos deportivos mantiene el objetivo de que el beneficio neto crezca este año cerca del 15% y las ventas alrededor del 5%.