La deuda total de EEUU al final del ejercicio fiscal, es decir, a 30 de septiembre de 2010 ascendía aproximadamente a $13.56 billones de dólares. El pasado 4 de enero de 2011, la deuda pública total de EEUU era incluso mayor, pues llegó a superar los $14 billones de dólares y seguía creciendo con fuerza.

El siguiente gráfico, cortesía de Political Calculations, muestra quiénes son los principales acreedores de EEUU. A primera vista se puede observar que los particulares e instituciones norteamericanas poseen el 62.2% de dicha deuda; mientras que los países extranjeros poseen el 37.8% restante.

La gran sorpresa es China. En contra de lo que piensa la gente, el gigante asiático tan sólo posee el 7.5% de la deuda emitida por EEUU.