El fabricante asiático de ordenadores ha anunciado su intención de adquirir la compañía germana Medion a través de una operación valorada en 629 millones de euros.
 
Lenovo, cuarto productor de ordenadores personales del mundo, quiere hacerse, al menos, con el 51% del capital de la germana, según ha hecho público en Düsserldorf. Es la mayor oferta de compra de una compañía desde que la china lanzara hace seis sus tentáculos sobre IBM.

La firma china tendría así acceso al mercado europeo puesto que Medion distribuye en varios países del continente a través de la cadena de supermercados Aldi en Alemania y en España por medio de MediaMarkt.

Medion se dispara a esta hora en bolsa más de un 17% y coloca sus títulos en los 12,98 euros.