Adiós al 2009 bursátil. Se va “el año de la recesión”, de los planes de estímulo financiero, de los tipos de interés en mínimos históricos, el año de los puzzles corporativos de fusiones y adquisiciones... Pero ¿cómo se despiden las bolsas de 2009? Lo hacen atacando resistencias. La “pócima energética” que han bebido los inversores y que ha inyectado de optimismo a los mercados deja varias medallas de oro al final de la carrera. Técnicas reunidas, OHL y Abengoa se cuelgan las mayores revalorizaciones. ¿Y del lado contrario? Gas Natural, Sabadell y Banco Popular llegan a la meta en el vagón de cola.
El Ibex 35 dice adiós a 2009 y lo hace desde las alturas. Pese a que no ha podido sostener los tan luchados 12.000 puntos al cierre del año, el selectivo español se coloca como el mejor índice europeo con una revalorización del 30% desde los mínimos testeados en el mes de marzo. Si la pregunta es cómo lo ha conseguido, los expertos tienen clara la respuesta. “A diferencia del resto de plazas europeas, el Ibex 35 se sostiene por pocos valores como BBVA, Santander, Telefónica o Repsol YPF, que son los que mejor se han comportado durante 2009 y son los que han impulsado al índice”, explica Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes.

Los pesos pesados pueden mostrarse orgullosos de cruzar la meta del año con energía pese a los “seísmos” que aún han hecho temblar al mercado financiero. Desde comienzos de 2009, Banco Santander consigue anotarse una revalorización superior al 70%, BBVA gana más de un 47% mientras Telefónica suma cerca de un 23%. ¿Dónde está la clave de este comportamiento? Los expertos insisten en explicar que han sido, son y serán las compañías altamente diversificadas internacionalmente -sobre todo hacia emergentes- las que capeen mejor la crisis y las que presenten mejores beneficios también en 2010. Los dos grandes bancos españoles apenas se han resentido, además, “gracias a su escasa exposición al sector inmobiliario”, como asegura Boni Aguado, responsable de mercado en Madrid de Banco Etcheverría. Una posición que les hace fuertes y que les aporta aún, como consideran desde Unicredit, una revalorización superior al 14%, estableciendo un precio objetivo de 13 euros para el Santander y de 15 euros para el BBVA.

Técnicas Reunidas lidera el podio

Las ganancias de la renta variable española no sólo llegan de la mano de los blue chips. Técnicas Reunidas se coloca en el primer puesto y cuelga la medalla de oro a la acción más revalorizada de 2009. Con una ganancia del 103% en el año, Técnicas Reunidas ha doblado su precio “por lo que para todos aquellos inversores que la tuvieran en cartera han salvado el ejercicio”, comenta Ignacio Sebastián de Érice, analista independiente. Pero ¿cuál es el atractivo de Técnicas Reunidas? Pese a la caída del precio del crudo durante este ejercicio, la compañía se ve beneficiada por los contratos conseguidos en Oriente Medio del mismo modo que “se ha garantizado una muy buena cartera de pedidos también para 2010”, recuerda Óscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4. Pero el atractivo no acaba aquí e Ignacio Sebastián de Érice señala que “se trata de una empresa con poca deuda y mucha caja”. Por ello, la mejor recomendación de experto con respecto a Técnicas Reunidas es “mantener” las posiciones para quienes estén comprados. ¿Y para los que estén fuera? “Habría que ver a la compañía apoyada sobre la zona de los 35 euros para entrar”.

Con medalla de plata terminan el año las acciones de Abengoa que se revalorizan más de un 88% en el año impulsada por los planes y medidas que sobrevuelan el sector de la “energía verde” a ambos lados del Atlántico y que muy posiblemente seguirán dando más que aire fresco a todo el sector. En tercer lugar acaban los títulos de OHL. Con un repunte del 82%, la compañía que controla y preside Juan Miguel Villar Mir ha sido la excepción de las constructoras españolas gracias al buen posicionamiento que ostenta fuera de España, sobre todo en América Latina, donde la crisis inmobiliaria no ha hecho tanta mella.

¿Y a la cola en revalorización?

2009 no deja buen sabor de boca a todos por igual y los accionistas de Gas Natural lo saben. La gasista es la compañía que más ha perdido en el año, cerca de un 25%. Una penalización que ha llegado prácticamente a todo el sector: Endesa perdió más de un 17%, Enagás descendió un 0,97% mientras Iberdrola tan sólo consiguió un repunte del 4%. Como coinciden en asegurar los expertos, el sector eléctrico ha sido uno de los más castigados a lo largo del año influenciados por la crisis financiera y la abultada caída del consumo.

Pero los números rojos también llegan para parte de la banca mediana. Es el caso de Banco Sabadell y Banco Popular, que se dejan un 22% y un 20% en este ejercicio. Un comportamiento que no podría ser de otro modo ya que “este sector tiene una altísima exposición al mercado doméstico y sobre el que pesa y pesará aún la tasa de mora –actualmente roza el 5%”, explica Álvaro Blasco, director de Atlas Capital.

Pero los últimos serán los primeros…

Toca mirar a 2010 y, como bien dicen los expertos, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Este es el mensaje que deben tener en cuenta las compañías energéticas. En concreto, serán las eléctricas las que vean aumentar sus ganancias el próximo año. Su rezagado comportamiento en 2009, la esperada reactivación del consumo en los próximos trimestres y los planes de estímulo al sector de las renovables darán algo más de oxígeno a estos valores. ¿Las mejores alternativas? Iberdrola, Acciona y Enagás son las recomendaciones que ofrece Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. En el caso concreto de Acciona, Barrio señala que cuenta con un “potencial muy grande y han estado infravaloradas debido al retraso en la presentación estratégica de su división de renovables”. Desde el punto de vista técnico, “los títulos de Acciona tienen un precio objetivo de 132 euros”, explican desde BPI. No hay que olvidar al sector petrolero que se erige como una de las grandes apuestas para 2010. Repsol YPF se encuentra prácticamente en todas las carteras recomendadas por los expertos ya que el precio del crudo y todos los yacimientos descubiertos darán gran potencial a sus títulos.