Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren la sesión con leves cambios, pendientes de las informaciones que surgen en torno a las negociaciones entre EEUU y China, que apuntan a un posible retraso en el encuentro entre Trump y Xi Jinping. Así, Wall Street arranca el jueves con tendencia mixta.

Tendencia mixta en Wall Street pendiente de China y EEUU

Apertura con pocos cambios en Wall Street, tras cerrar la jornada de ayer con ganancias, destacando el positivo comportamiento de los valores de los sectores de la sanidad, de la energía, de los industriales y del bancario.

Así, el Dow Jones baja un 0,02% y el S&P 500 un 0,05%, mientras que el Nasdaq avanza un 0,01%.

Con el Dow Jones en los 25.696,62 puntos, la mayor subida del índice es la de Apple, que repunta un 0,94%, por delante de UnitedHealth y de Nike, que se revalorizan un 0,51% y un 0,43%, respectivamente.

Po el contrario, Coca-Cola, lidera las caídas del Dow Jones, al ceder un 1,20%, seguido de Walmart, que baja un 1,09% y de Merck, que se deja un 0,77%.

En el ámbito corporativo, la atención en Wall Street sigue sobre Boeing, que cede un 0,14%, después de que ayer lograse cerrar la jornada con un avance del 0,46% (tras caer un 11% en las dos jornadas anteriores) a pesar de que varios gobiernos, entre ellos el estadounidense, ordenaran que los aviones del modelo recientemente accidentado se quedaran en tierra.

Por otra parte, las aerolíneas, además de plantearse la cancelación de los pedidos de aviones a Boeing, estudian interponer demandas millonarias contra el fabricante. “Se trata de malas noticias que mantendrán penalizado al valor, a pesar que ayer lograse recuperarse después de la fuerte corrección”, apuntan desde Bankinter.

Hoy en Wall Street se ha conocido que los precios de importación de EEUU correspondientes al mes de febrero se incrementaron un 0,6% en comparación mensual, desde el 0,1% anterior, siendo el mayor avance desde mayo, debido a unos precios más altos de los combustibles y de los bienes de consumo. El expertos esperaban una subida del 0,3%.

En comparación con febrero de 2018, los precios e las importaciones bajaron un 1,3%, reducciendo la caída tres décimas respecto al mes anteiror.

Estos datos se publican un día después de saberse que el índice de precios de la producción (IPP) del mes de febrero subieron un 0,1%, por debajo de las previsiones, viniend a confirmar, según los expertos de Link Securities, "que actualmente no existen presiones inflacionistas en esta economía que puedan forzar a la Reserva Federal (Fed) a acelerar su proceso de retirada de estímulos lo que, conjuntamente con el ligero enfriamiento que ha experimentado la economía estadounidense desde finales del año 2018 creemos que hace poco factible que el banco central cambie su actual política de esperar y ver”.

En este sentido, el mercado da muy pocas probabilidades a que la Fed vuelva a subir sus tipos de interés en lo que resta de ejercicio.

Además, las peticiones iniciales de subsidio por desempleo subieron en la semana que terminó el 9 de marzo en 6.000 nuevas solicitudes, hasta las 229.000, según los datos del Departamento de Trabajo, superando las estimaciones de los analistas. Este nuevo incremento podría sugerir una desaceleración del mercado laboral estadounidense, aunque todavía sin suponer una paralización de su crecimiento.

En cuanto a las relaciones entre EEUU y China, la agencia Bloomberg ha destacado que el comentario del presidente de EEUU, Donald Trump, del miércoles, en el que indicó que no hay prisa por llegar a un acuerdo, marca el cambio en el tono desde el último mes, cuando elevó las expectativas de que se produjera una reunión presidencial para firmar el acuerdo con el presidente chino Xi.

Trump no profundizó sobre si la reunión presidencial debería ser una ceremonia para firmar el acuerdo o si debería ser utilizada para cerrar los últimos aspectos del mismo, como estaba originalmente previsto. Además, el mandatario reconoció las preocupaciones de China de que pueda retirarse del acuerdo, haciéndose eco de los comentarios que realizó en Hanoi (Vietnam) tras la ruptura de la cumbre con Corea del Norte, indicando que rechazaría cualquier acuerdo que no le guste.

Por su parte, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lightizer, que está testificando ante el Congreso esta semana, indicó que EEUU y China están más cerca del acuerdo, aunque hay asuntos importantes aún sin resolver.

Sin embargo, hoy la agencia de noticias Bloomberg publica, citando a tres fuentes conocedoras de la situación, parece probable que la cumbre entre Trump y Xi Jinping no tenga lugar “al menos” hasta el mes de abril, lo que dejaría la puerta abierta a que el encuentro se prorrogue más allá incluso de dicho mes.

También Wall Street tiene un ojo puesto en lo que suceda a este lado del Atlántico, con las principales plazas del Viejo Continente subiendo pendientes de una nueva votación en el Parlamento británico, después de que ayer se rechazase un brexit sin acuerdo por un estrecho margen (321 en contra frente a 278 a favor).

Por ello, hoy jueves tendrá lugar la tercera y última votación de la semana: se votará la posibilidad de prorrogar el artículo 50, y retrasar la salida de la UE más allá del 29 de marzo, especulándose con la posibilidad de fijar una nueva fecha hacia el mes de junio, antes de la formación del nuevo Parlamento Europeo en el mes de julio, ya sin eurodiputados británicos.

“Ahora bien, Reino Unido deberá aclarar a la UE para qué quiere ese tiempo extra: para volver a votar el acuerdo renegociado con Europa, cancelar el Brexit, celebrar un segundo referéndum o llegar a un nuevo acuerdo de divorcio”, apuntan los analistas de Renta 4.

En la apertura en Wall Street, el euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,130 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben; con el Brent cerca de máximos del año tras subir  un 36% desde los mínimos de diciembre, gracias al cumplimiento de los recortes de producción de los países productores, aunque todavía un 21% por debajo de los máximos de octubre 2018.

Así, el crudo de referencia en Europa repunta un 0,49%, hasta los 67,89 dólares por barril; mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,33%, hasta los 58,60 dólares.