Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura de la sesión en Wall Street, ignorando un dato de empleo que ha sido peor de lo esperado, con subida de salarios incluida, así como los nuevos aranceles que China impondrá a productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

Los futuros de Wall Street suben antes del dato de empleo

Apertura al alza en Wall Street, a pesar del dato de empleo y los nuevos aranceles de China, tras cerrar ayer con tendencia mixta. El Dow Jones sube un 0,14%; el S&P 500, un 0,10% y el Nasdaq, un 0,22%.

Con el Dow Jones en los 25.360,37 puntos, la mayor subida del índice es la de Walmart, que avanza un 0,61%, por delante de DuPont y de McDonald's, que se revalorizan un 0,59% y un 0,56%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso es el de The Travelers, que se deja un 0,46%; seguido de Apple, que cede un 0,42%, y de Pfizer, que pierde un 0,18%.

Hoy se ha conocido que China gravará con nuevos aranceles "racionales y contenidos" una serie de productos importados desde EEUU cuyo valor alcanza los 60.000 millones de dólares (51.713 millones de euros) en respuesta al anuncio estadounidense de imponer una gravamen del 25% a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares (172.426 millones de euros) en vez del 10% inicialmente previsto por la Casa Blanca, según ha anunciado el Ministerio de Finanzas de China.

Por otro lado, toda la atención en el ámbitouno y otro lado del Atlántico, se centra en las siempre relevantes cifras del mercado laboral, esta vez de julio. Ya se ha conocido que el crecimiento del empleo en Estados Unidos se desaceleró más de lo esperado en el séptimo mes del año, debido a la dificultad de las empresas para encontrar a trabajadores calificados, mientras que la tasa de desempleo bajó, lo que apunta a una mejoría de las condiciones del mercado laboral.

EEUU crea menos empleo del esperado

En concreto, según el Departamento de Trabajo, las nóminas no agrícolas no agrícolas subieron en 157.000 en julio; por debajo de lo estimado por el mercado, que anticipa la creación de 190.000 nuevos empleos.

La tasa de desempleo bajó una décima porcentual, hasta el 3,9%, después de que en junio repuntase desde el mínimo de 18 años registrado en mayo (3,8%).

En cuanto a los ingresos medios por hora de los trabajadores aumentaron un 2,7% interanual, hasta 27,05 dólares.

Asimismo se ha conocido que el déficit comercial de Estados Unidos registró en junio su mayor incremento en más de un año y medio debido a una disminución del impulso de las exportaciones de soja y a un alza de los precios del petróleo que elevó el valor de las importaciones. Según los datos del Departamento de Comercio, la brecha comercial aumentó un 7,3%, hasta los 46.300 millones de dólares.

En el frente micro la temporada de resultados continúa, aunque con menor intensidad. Hoy es el turno, entre otros, de Kraft o Berkshire Hathaway en EEUU. El crecimiento en beneficio por acción (24% en el S&P) supera expectativas y proporciona argumentos en favor de las bolsas. Sin embargo, advierten desde Bankinter que “el proteccionismo entra en escena y frena los avances ante la posibilidad de una ralentización de la economía”.