Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la preapertura de una sesión en la que los mercados están digiriendo la salida de EEUU del acuerdo nuclear con Irán, lo que está impulsando al alza los precios del petróleo. Así, los futuros del Dow Jones suben un 0,42%, los del S&P 500, un 0,37%, y los del Nasdaq, un 0,29%.

Los futuros de Wall Street anticipan una apertura al alza tras el cierre mixto de la sesión de ayer, tras un rebote de los mercados posterior al anuncio de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear con Irán. El Dow Jones cerró con un subió un 0,01% y el Nasdaq, un 0,02%; mientras que el S&P 500 bajó un 0,03%

Wall Street abrió en rojo a la espera de que el presidente Donald Trump anunciara, previsiblemente, que EEUU salía del acuerdo que firmó en 2015 con Irán, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania para limitar el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. Trump cumplió las predicciones y además anunció que el país volverá a imponer las sanciones económicas a Irán por considerar que hay "pruebas" de que su gobierno mintió cuando dijo que su programa atómico tenía fines pacíficos.

Ante este anuncio el precio del petróleo, que había cedido posiciones desde por la mañana, profundizó en su caída, en un claro ejemplo de “comprar con el rumor y vender con la noticia”. Los analistas de Link Securities recuerdan que el petróleo ha experimentado en las últimas semanas un importante rally que le ha llevado a situarse a su nivel más alto en casi cuatro años.

Esta madrugada, sin embargo, el precio del petróleo ha retomado su tendencia al alza. Los mismos expertos subrayan que las nuevas sanciones estadounidenses pueden retirar del mercado entre unos 200.000 y unos 300.000 barriles de crudo iraní, cifra muy inferior al millón de barriles que se retiró cuando estuvieron en vigor las anteriores sanciones al país. “Lo más complicado es determinar si este nuevo escenario ya está descontado en el precio del petróleo o si, por el contrario, éste tiene todavía potencial al alza. Lo que sí está claro es que la decisión estadounidense servirá como soporte de esta variable, que pensamos será complicado que en el corto plazo sufra nuevas caídas, algo que debería favorecer la evolución bursátil de las petroleras y de las compañías que, como las ingenierías o las fabricantes de tubos, dan servicio al sector”, explican.

Antes de la apertura de la sesión al otro lado del Atlántico, el petróleo Brent de referencia en Europa sube un 1,82%, hasta los 76,78 dólares, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 2,64%, hasta los 70,89 dólares por barril.

En cuanto a la agenda del día, en EEUU se conocerá el índice de precios industriales (IPP) de abril, indicador que precede a la publicación mañana en este país del IPC del mismo mes. La evolución de la inflación en EEUU será clave para el devenir de los mercados financieros occidentales, tanto de los de renta variable como de los de renta fija y divisas, ya que será el principal condicionante de las próximas decisiones que en materia de política monetaria adopte la Reserva Federal (Fed), decisiones que, como se está comprobando ya, con la fuerte caída de las divisas de los países emergentes, tendrán un impacto global.

“La presión al alza sobre el precio del crudo supondría un riesgo para el crecimiento económico y para una inflación americana que ya se encuentra en su nivel objetivo y podría obligar a la Fed a acelerar su programa de retirada de estímulos. Por el momento, tanto el dot plot de la Fed como las expectativas del mercado apuntan a 3 subidas de tipos este año y otras 3 el próximo. Tras el anuncio de ayer y la subida del crudo, la TIR 10 años americana repunta de nuevo hasta el 3%”, explican los analistas de Renta 4.

Tras el cierre de la sesión de ayer, Walt Disney anunció que en el primer semestre de su ejercicio fiscal sus beneficios netos llegaron a 7.360 millones de dólares, un 51% más. Sus beneficios por acción fueron de 4,86 dólares, frente a los 3,05 dólares del primer semestre de su ejercicio fiscal anterior. Los ingresos semestrales, por otra parte, crecieron un 6%, hasta 29.899 millones. Respecto a los resultados del trimestre más reciente, la compañía obtuvo unos beneficios netos de 2.937 millones de dólares, un 23 % más que en el mismo trimestre del ejercicio fiscal anterior. En la preapertura sus acciones retroceden un 0,77%.

Precisamente la competidora de Walt Disney por Fox, Comcast, bajó ayer un 5,1%, después de conocerse que estaría estudiando la posibilidad de lanzar dicha opa. Para ello, estaría negociando con varias entidades bancarias, puesto que la oferta podría ascender a 60.000 millones de dólares, que pagaría íntegramente en efectivo. Walt Disney ya había pactado su compra por 52.400 millones.

Hoy publica sus cuentas Twenty-First Century Fox, además de Booking y Altice, en los tres casos, tras el cierre.