Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York suben en la preapertura de una sesión, con el foco de atención puesto en los discursos de varios miembros de la Reserva Federal.

Así, los futuros del Dow Jones suben un 0,04%, lo mismo que los del S&P 500, mientras que los del Nasdaq avanzan un 0,23%, después de que en la jornada de ayer Wall Street volviese a cerrar registrando nuevos récords.

El Dow Jones registró ayer una subida del 0,09%, el S&P 500, del 0,12%; y el Nasdaq, del 0,04%.

En cuanto a las referencias de la sesión, en EEUU se conocerán las peticiones semanales de subsidio por desempleo como preludio del muy importante dato de nóminas no agrícolas de mañana. También se publican los pedidos de fábrica y después habrá declaraciones de varios miembros de la Reserva Federal.

En concreto, tomarán la palabra el gobernador de la Fed, Jerome Powell, quien dará un discurso en la Fed de Nueva York sobre la regulación del mercado de bonos a las 9:10 am Eastern.

El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, hará un discurso sobre la banca comunitaria en la conferencia de la Fed de St. Louis. El presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, hará un discurso en una conferencia de la Fed en Austin, Texas, conferencia en la que también participará la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George.

Analistas estadounidenses señalas que en EEUU los mercados están respondiendo positivamente a las mejores cifras económicas, la perspectiva de grandes recortes de impuestos y el retroceso de las tensiones geopolíticas con respecto a Corea del Norte, por lo que si los datos sobre la economía se mantienen y se aprueba la reforma fiscal, la bolsa podría subir más en los próximos meses.

Antes de la apertura de Wall Street, el euro pierde algo de fuerza frente al dólar y se cambia a 1,174 billetes verdes.

Los precios del petróleo registran leves subidas por las expectativas de que Arabia Saudí y Rusia extiendan los recortes de producción, aunque las exportaciones récord en Estados Unidos y el retorno del suministro en un yacimiento en Libia pesaban sobre el mercado. Así, el Brent se mantiene por encima de los 56 dólares el barril, mientras que el West Texas se supera los 50 dólares.