Los futuros de los principales índices  de la bolsa de Nueva York registran descensos antes de que dé inicio una sesión marcada por la publicación del dato de empleo estadounidense del mes de abril. La atención se centra en el salario medio por hora, ya que un aumento mayor del esperado reavivaría los temores inflacionistas. Los futuros del Dow Jones bajan un 0,21%, los del S&P 500, un 0,25%; y los del Nadaq, un 0,29%.

Los futuros de Wall Street anticipan una apertura a la baja, tras el cierre mixto de la sesión de ayer, a la espera de las nuevas negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. El Dow Jones subió un 0,02%; mientras que el S&P bajó 500, un 0,23%, y el Nasdaq, un 0,18%.

Durante la mayoría de la jornada, los principales índices de la bolsa estadounidense registró descensos, pendiente de la visita de dos días de una delegación estadounidense a Pekín, donde el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino, Liu He, se reunirán para resolver las diferencias entre ambos países y evitar un conflicto comercial.

Los analistas de Link Securities consideran que la atención de los inversores seguirá centrada en las negociaciones en China entre la delegación comercial estadounidense y las autoridades del país asiático. “Cualquier noticia que apunte a un distanciamiento de posturas será negativamente recogida por los mercados, mientras que, si las partes muestran cierto optimismo sobre la posibilidad de evitar una confrontación comercial a gran escala, las bolsas reaccionarán con alzas”, explican.

En la misma línea, los expertos de Bankiter también destacan la importancia de la cumbre entre EE.UU. y China centrada, entre otros aspectos, en el desequilibrio comercial entre ambos países. “De momento, los representantes de EE.UU. afirman que las conservaciones están siendo positivas. Ya veremos. Con ello, estimamos una sesión lateral que pondrá fin a una semana negativa en bolsas estadounidenses y positiva en Europa”, indican.

Asimismo, la sesión de hoy estará protagonizada por el informe oficial de empleo en Estados Unidos, que en el mes de abril mantendría un sólido ritmo de creación de empleo. La previsión es que las nóminas no agrícolas aumenten hasta las 192.000, desde las 103.000 del mes anterior, lo que podría reducir la tasa de paro en una décima, hasta el 4%.

La atención, como siempre, en el salario medio por hora trabajada, que podría moderarse hasta un crecimiento del 0,2% mensual, una décima menos, manteniendo el incremento interanual en el 2,7%.

Desde Bankinter señalan que el salario medio por hora será el dato más importante de la jornada, “especialmente en un escenario en el que el Deflactor del Consumo Personal Subyacente se sitúa en 1,9% y el IPC subyacente supera el 2,0% objetivo de la Fed”.En concreto, se situó en 2,1% en marzo y se estima que crecerá hasta el 2,2% en abril.

Un repunte mayor de lo estimado penalizaría a los bonos impulsando a la rentabilidad del bono estadounidense de nuevo hacia el umbral del 3,0%.