Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York apuntan a una apertura al alza en la jornada de hoy, ampliando las ganancias que ya se anotó Wall Street en la sesión del viernes, en la que el Dow Jones logró recuperar los 25.000 puntos gracias al descenso del interés de los bonos del Tesoro estadounidense.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,60%, los del S&P 500, un 0,36%; y los del Nasadaq, un 0,37%, apuntando a una apertura al alza en Wall Street, ampliando las ganancias del vienes.

En la última sesión de la semana pasada el Dow Jones subió un 1,39%, hasta 25.309,99 enteros, mientras que el S&P 500 progresó un 1,60% y el Nasdaq, un 1,77% impulsado por grandes firmas como Facebook, Amazon, Netflix y Alphabet.

El parqué neoyorquino celebró el final de una semana volátil, marcada por las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) y por una subida del rendimiento de los bonos del Tesoro hasta niveles no vistos en cuatro años.

El viernes, explica el analista de IG Sergio Ávila, “los mercados de renta variable se vieron beneficiados por un retroceso en los rendimientos de los bonos. El bono del Tesoro estadounidense a 10 años subió en precio para rendir al 2,8714%, desde el 2,917% del jueves”.

Los inversores esperan en gran medida que la Reserva Federal suba los tipos tres veces este año, comenzando con su próxima reunión en marzo, la primera bajo el nuevo presidente Jerome Powell. Los futuros sobre fondos federales de CME descuentan hoy una subida de tipos el 21 de marzo del 0,25% con una probabilidad del 84,5%.

El banco central de Estados Unidos, dijo que esperaba que el crecimiento económico se mantuviera estable y no veía riesgos serios en el horizonte que pudieran detener su ritmo planificado de alzas de tipos de forma gradual, que ha calmado el ánimo de los inversores. El índice de volatilidad VIX cerró con una caída del -11,91% en 16,49 puntos.

“Los mercados de valores europeos y estadounidenses afrontan una semana que consideramos puede ser trascendental para su devenir en el corto plazo dada la relevancia de la cifras macroeconómicas que se darán a conocer, especialmente las relacionadas con los precios, y porque en ella el nuevo presidente de la Fed, Jerome Powell, se enfrenta por primera vez al Congreso estadounidense, donde intervendrá el martes ante el Comité de Servicios Financieros de la Casa de Representantes (cámara baja) y el jueves antes el Comité Bancario del Senado (cámara alta) para hablar de política monetaria”, señalan los expertos de Link Securities.

La presidenta de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, señaló el pasado viernes que está lista para revisar la estrategia operativa de la Fed estadounidense este año, aunque considera que la actual forma de la Fed de llevar a cabo su política ha funcionado bien. Así, Mester ha recortó que la expansión económica está firmemente arraigada, que los mercados laborales están fuertes y que se espera una recuperación de la inflación hasta el 2% de forma sostenida en los próximos dos años. En este sentido, la economía ha vuelto a la normalidad y la política monetaria se está normalizando, añadiendo que se está produciendo una transición suave hacia el nuevo liderazgo de la Fed.

En una jornada de escasas referencias macroeconómicas, al otro lado del Atlántico se publicarán los datos mensuales de ventas de vivienda nuevas de enero, con una previsión de crecimiento del 3,4%, frente al descenso del 9,3% registrado en el mes anterior.

Antes de la apertura de la sesión en Wall Street, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,232 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa retrocede un 0,18%, hasta los 66,92 dólares, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,17%, hasta los 63,66 dólares por barril.