Los principales índices de la bolsa de Nueva York inician la sesión con subidas, ampliando los avances registrados en la sesión de ayer, una jornada de ida y vuelta una vez reducidos los temores a una guerra comercial entre EEUU y China. Además, las subidas de hoy se producen a pesar de unos datos macroeconómicos por debajo de las expectativas del mercado.

Apertura al alza en Wall Street ante la reducción de los temores a una guerra comercial entre EEUU y China. Así, se mantiene la tendencia al alza iniciada en la sesión de ayer, marcada por la volatilidad después de conocerse los planes de China para sancionar comercialmente 106 nuevos productos estadounidenses, en respuesta al listado de 1.300 artículos chinos publicado el martes por la Oficina del Representante de Comercio Exterior estadounidense.

Los expertos de Link Securities destacan las declaraciones del secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, y, sobre todo, del nuevo asesor económico del presidente Trump, Larry Kudlow, un viejo conocido de Wall Street, restando importancia al enfrentamiento comercial entre EEUU y China, permitieron que la bolsa estadounidense se girara al alza, arrastrando tras de sí a los mercados europeos.  “Ello no impidió que los índices de las principales plazas europeas cerraran en negativo, aunque los hicieron lejos de sus niveles mínimos del día”, añaden.

Las declaraciones de Kudlow sirvieron para tranquilizar los ánimos de unos inversores que en los últimos días “han abandonado” los fundamentales y se están moviendo básicamente por “sentimiento”. De sus declaraciones, estos analistas destacan tres afirmaciones: que no hay ninguna guerra comercial en marcha; que ya se está negociando con China y que hay líneas abiertas en este sentido; y que Wall Street no debe sobrerreaccionar ante el actual escenario.

Además, los rumores de que el presidente Trump anunciará próximamente un principio de acuerdo respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés)  y que ha suavizado sus exigencias en lo concerniente al sector del automóvil, también ejercieron ayer de catalizadores de las fuertes subidas experimentadas al cierre por los índices estadounidenses.

Con esa reducción de los temores a una guerra comercial, hoy se ha conocido que el déficit comercial de Estados Unidos subió en febrero a un máximo en casi nueve años y medio debido a que tanto exportaciones como importaciones alcanzaron máximos históricos.

Sin embargo, el saldo negativo con China se redujo con fuerza.

En concreto, según los datos publicados hoy por el Departamento de Comercio el déficit comercial estadounidense subió un 1,6% en febrero, a 57.600 millones de dólares, lo que supone el nivel más elevado desde octubre de 2008. Este incremento, supone el sexto avance mensual consecutivo.

Además, el dato está por encima de la estimación de los analistas, que esperaban un crecimiento hasta los 56.800 millones de dólares.

Asimismo, al otro lado del Atlántico se ha conocido que las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos aumentaron más de lo esperado la semana pasada, aunque en la medición continua el número de desempleados cayó a su nivel más bajo desde 1973.

Según los datos del Departamento de Trabajo, las peticiones iniciales de subsidios por desempleo subieron en 24.000 hasta las 242.000 solicitudes, en la semana que terminó el 31 de marzo.

Economistas consultados por Reuters esperaban un aumento hasta las 225.000 peticiones.

Con todo, en la apertura de la sesión, el Dow Jones sube un 0,24%; el S&P 500, un 0,55% y el Nasdaq, un 0,78%.

Con el índice industrial en los 24.323,65 puntos, la mayor subida es la de Caterpillar, que avanzan un 1,89%, por delante de JP Morgan, que sube un 1,48%; y de Boeing, que rebota un 1,36%.

Por el contrario, el mayor descenso es el de Pfizer, que retrocede un 1,0%; seguido de P&G, que se deja un 0,47%, y de J&J, que cede un 0,47%.

Por otro lado, Facebook sube un 3,29% a pesar de que ayer la red social  amplió a 87 millones el número de usuarios a cuya información accedió la consultora británica Cambridge Analytica, 37 millones más que los calculados en las versiones iniciales sobre la polémica filtración de datos.

Por su parte, Amazon avanza un1,82%. Según publica Bloomberg, la Casa Blanca no se plantea acciones específicas contra el gigante del comercio electrónico, a pesar de las conocidas críticas del controvertido presidente norteamericano. Además, según informes del mercado, Amazon podría presentar una oferta para comprar Flipkart (la mayor empresa minorista de comercio electrónico de la India con una cuota de mercado del 40%), que ya está en conversaciones avanzadas con Walmart.

En la apertura de la sesión, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,225 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en el Viejo Continente sube un 0,26%, hasta los 68,27 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense avanza un 0,33%, hasta los 63,59 dólares por barril.