El FMI ha empeorado en una décima sus previsiones de crecimiento para la economía global desde las últimas estimaciones para este año y dos décimas para 2015. Sin embargo, tiene una mejor perspectiva para España, Estados Unidos Canadá y México

En concreto, la institución espera que el PIB de las economías avanzadas se expanda un 3,3% este año, frente al 3,4% que esperaban en julio. Este año, por tanto, la tasa de crecimiento sería exactamente igual que hace un ejercicio.
Para 2015 esperan un mayor crecimiento, del 3,8%, aunque la cifra es inferior al 4% que habían publicado hace tres meses. (Acceder al comunicado del FMI)

Este empeoramiento se apoya en gran parte en la mala evolución de la Eurozona. El propio economista jefe del FMI alerta de que la zona euro es una de las principales amenazas a nivel mundial. De hecho, Alemania, Italia y Francia sufren los mayores recortes en las previsiones de crecimiento.

En concreto, consideran que la zona euro crecerá tres décimas menos de las estimadas este año, hasta el 2,2%. Además, considera que existe entre un 30% de posibilidades de que la zona entre en recesión este año. La probabilidad se eleva hasta el 40% para el año que viene.

Llama la atención que tras esta advertencia, la institución haya elevado en una décima su proyección de crecimiento para España en ambos ejercicios, hasta un 1,3 % y 1,7 % respectivamente.

Según José Luis Cárpatos, analista independiente, "Cuando ha dado antes sus previsiones, ha dejado claro que cree que todo el lío este de ahora de los TLTROs si puede funcionar como contención de la inflación. Pero eso sí, que aconseja una QE si las cosas empeoran"

Cárpatos afirma que "la realidad es que en España se empiezan a ver ya préstamos basados en el dinero del BCE, por ejemplo al 4,5% a 4 años para PYMES, el problema es que el criterio de concesión de riesgos sigue siendo durísimo...", asegura.

También han mejorado la perspectiva para la economía estadounidenses, hasta el 2,2% este año, lo que implica una mejora de cinco décimas sobre los datos de julio. El año que viene el PIB de la economía del país podría crecer un 3,1%. Y todo, a pesar del mal comportamiento del país en el primer trimestre del año.

Para las economías avanzadas en general esperan un crecimiento del 1,8% este año y de un 2,3% el que viene.
También considera riesgos de una desaceleración más brusca de lo esperado de la economía china. Este año, el gigante asiático podría expandir su PIB un 7,4% para seguir desacelerándose hasta el 7,1% en 2015.

Una de las zonas que más ha visto empeorar sus perspectivas es Latinoamérica. El FMI ha rebajado a la mitad sus previsiones de expansión, hasta el 1,3% este año debido a la caída de las exportaciones y a algunos problemas internos. El PIB podría expandirse un 2,2% en 2015.

La institución cree que los mercados financieros son una amenaza para el crecimiento y cree que son excesivamente complacientes. Además, el FMI considera que los participantes del mercado están infravalorando el riesgo.

Además, el FMI también está preocupado por los riesgos geopolíticos, a los que considera una amenaza en alza.
Olivier Blanchard, jefe del departamento de análisis del FMI ha afirmado que “el reto tanto para las economías avanzadas como para los países emergentes es ir más allá del mantra de las “reformas estructurales”, para identificar cuáles son las reformas que más se necesitan y qué reformas son políticamente factibles”

Es más, Blanchard ha dicho que “los políticos necesitan restablecer la confianzas a través de planes más claros que manejar tanto en el entorno de los legados de la crisis y el reto de un crecimiento potencial más bajo”, ha apuntado.

Previsiones FMI