Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura de la última sesión de la semana, ante el temor de que la reducción del impuesto de sociedades, que incluye la reforma fiscal impulsada por la administración Trump se retrase hasta 2019.

Apertura en negativo en Wall Street después de que ayer registrase su peor sesión en dos semanas.

Con el descenso del jueves, del 0,43%, el Dow Jones rompió una racha de siete sesiones consecutivas de ganancias. El S&P 500 cedió un 0,38%, al tiempo que el Nasdaq retrocedió un 0,58%.

Las pérdidas en Wall Street tienen lugar ante el posible retraso de uno de los puntos más importantes de la reforma fiscal, después de que los republicanos del Senado hayan presentado un proyecto de ley que difiere de propuesta presentada en el Congreso, suavizándola para reducir así su impacto negativo en el déficit.

Una de las principales divergencias se encuentra en la propuesta para la reducción del impuesto de sociedades hasta el 20%, que proponen sea en 2019 y no l próximo año, como incluía el avance presentado en la Cámara.

Las dos versiones de la revisión fiscal serán debatidas y negociadas antes de la votación final, con la previsión de que sea aprobada antes de Acción de Gracias o de Navidad.

De fondo, escasas referencias macro, entre las que destaca el primer dato de confianza consumidora de noviembre en Estados Unidos. Y es que hoy se publicará  el índice de la Universidad de Michigan. La precisión es que se mantendrá en sus máximos históricos de 110,7 puntos registrados en octubre.

Mientras tanto, el presidente Trump, en una reunión en Vietnam con países de  Asía y el Pacífico,  ha asegurado que estos ya no pueden seguir tolerando unos abusos comerciales crónicos y que insistiría en conseguir unas políticas comerciales justas y equitativas.

Trump dijo que Estados Unidos estaba preparado para acuerdos bilaterales con cualquier país de la región, pero “solo” sobre la base del "respeto y el beneficio mutuos".

Hoy, al otro lado del Atlántico, no se conocerán resultados empresariales de relevancia. Ayer, Walt Disney comunicó que su beneficio neto registró una caída interanual del 4,4% al cierre de su año fiscal, hasta un total de 8.980 millones de dólares (7.708 millones de euros).

Con todo, el Dow Jones baja en los primeros compases de la jornada un 0,12%; el S&P 500, un 0,19% y el Nasdaq, un 0,20%.

Con el índice industrial en los 23.432,71 puntos, Walt Disney encabeza las ganancias, al subir un 1,80%, por delante de Goldman Sachs y de JP Morgan, que avanzan un 0,55% y un 0,42%, respectivamente.

En el lado de las pérdidas destaca la de Intel, que se deja un 0,89%, seguida de Exxon Mobile y de J&J, que ceden un 0,55% y un 0,50%.

Al cierre de la sesión, Nvidia informó de que en el tercer trimestre del año su beneficio se elevó un 55%, hasta los 838 millones de dólares. Los ingresos de la compañía alcanzaron el nivel récord de 2.636 millones de dólares, lo que supone un aumento del 32% con respecto al mismo periodo del año.  

En la apertura de hoy, Nvidia sube un 4,53%, hasta los 214,55 dólares.

Con 457 compañías del S&P 500 publicadas, el 73,5% baten las expectativas, el 8,5% se mantiene en línea y el 17,9% ha decepcionado. El incremento medio del beneficio por acción es del 6,62%, frente al 3,45% esperado antes de la publicación de la primera compañía.

En la apertura de Wall Street el euro avanza y se intercambia a 1,165 dólares.

El precio del petróleo Brent retrocede un 0,06%, hasta los 63,97 dólares, mientras que el West Texas avanza un 0,10%, hasta los 57,23 dólares el barril.