Hoy los futuros del Dow Jones bajan un 1,10%, los del S&P 500, un 1,10% y los del Nasdaq, un 1,03%, anticipando una apertura a la baja en Wall Street, después de que cerrase la sesión de ayer con fuertes subidas. La atención se centra en la publicación del dato de inflación de marzo, en la comparecencia de Mark Zuckerberg en el Congreso y en las actas de la última reunión de la Reserva Federal.

Los futuros de Wall Street anticipan una apertura con descensos, después del cierre con ganancias de la sesión de ayer, celebrando las medidas de liberalización económica anunciadas por el presidente de China y la comparecencia del máximo responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Senado estadounidense.

Así, el Dow Jones subió un 1,79%, hasta los 24.408 puntos, mientras que el S&P 500 avanzó un 1,67% y el Nasdaq, un 2,07%.

La atención en la sesión de ayer se centró en el discurso del presidente de China, Xi Jinping, en el Foro de Boao, el "Davos asiático", por aumentar la protección a los derechos de propiedad intelectual y reducir los aranceles a la importación de productos extranjeros, como los automóviles. Sus palabras encarrilaron la sesión en Wall Street hacia las ganancias desde la apertura, con un alza destacada en las firmas automovilísticas y en otras sensibles a las tensiones comerciales entre Washington y Pekín.

Hoy, la atención la comparten el dato de inflación estadounidense correspondiente al mes de marzo, la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal y el segundo día de comparecencia de Mark Zuckerberg en el Congreso.

La previsión es que el IPC de EEUU avance tanto en tasa general (tres décimas hasta el 2,4%) como la subyacente (otras tres décimas hasta el 1,8%). Si esta última tasa, que es tendencial al excluir los elementos más volátiles (alimentos y energía), superase la frontera psicológica de 2% por primera vez desde febrero de 2017, el mercado se pondría nervioso.

“Cualquier desviación al alza de esta variable será interpretada por los inversores como negativa, ya que volverá a abrir las puertas a una cuarta subida de los tipos oficiales este año”, subrayan los expertos de Link Securities.

En la misma línea, los analistas de Bankinter destacan que aunque la referencia formal de precios para la Fed es el deflactor PCE (consumo privado), que está en el 1,8% (1,6% subyacente), “un repunte hoy del IPC subyacente hasta niveles superiores al 2,0% generaría el temor a que el deflactor PCE siga el mismo camino y eso castigaría tanto bonos como bolsas”.

Así, se reabriría el debate sobre el número de subidas que aplicará la Fed en 2018, tres o cuatro, y se reavivaría el temor a que el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, ejerza un papel más duro.

Precisamente, con las bolsas europeas cerradas, la Reserva Federal (Fed) publica las actas de la reunión de marzo de su Comité de Mercado Abierto (FOMC), actas en las que los inversores intentarán determinar las intenciones del banco central estadounidense en materia de tipos, al menos para los próximos trimestres.

Desde Bankinter señalan que “poco nuevo pueden aportar porque corresponden a una reunión con rueda de prensa, actualización del cuadro macro y diagrama de puntos, así que lo normal es que no haya quedado nada relevante sin saberse”.

En el apartado empresarial, en el punto de mira del mercado se sitúa Facebook. Ayer, el presidente de la red social compareció en el Senado estadounidense, y hoy volverá a hacerlo en el Congreso. “Mark Zuckerberg salió airoso del duro análisis de los senadores, que, entre otras cosas, cuestionaron la información de la que disponen los usuarios cuando utilizan la red social y la gestión de la compañía en el caso de la fuga de datos”, consideran los analistas de Alphavalue. El directivo ha asegurado a los senadores que Facebook está colaborando estrechamente con el fiscal que investiga la trama rusa. Zuckerberg asumió los errores. Las acciones subieron con fuerza ayer y cerraron con un avance del 4,5%. Hoy, antes de que comiencen la sesión, pierden un 1%.

Por otro lado, “según Moody's, los default de empresas minoristas en el primer trimestre del año tocó máximos históricos. Esto da más argumentos a Trump para atacar a Amazon" explican los mismos expertos. Ayer las acciones del gigante del comercio electrónico subieron un 2,14%, hoy los futuros retroceden un 0,75%.