Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en torno al 1% en la preapertura de la sesión, ante el nuevo aumento del temor a que se produzca una guerra comercial, tras la dimisión de un asesor económico de Trump, y a la espera de que se conozcan datos de empleo de febrero.

Los futuros de Wall Street registran descensos, después de que el mercado norteamericano logrará cerrar con ganancias  una sesión algo volátil, dominada por el debate sobre la imposición de aranceles, las noticias procedentes de Corea del Norte y el temor a una posible renuncia del asesor de la Casa Blanca Gary Cohn.

El Dow Jones de Industriales subió un tímido 0,04%, mientras que el S&P 500 avanzó un 0,26% y el Nasdaq progresó un 0,56%.

Wall Street comenzó la sesión de ayer en positivo y alentado por la apertura de Corea del Norte a mantener un diálogo formal sobre su desnuclearización, pero a mitad de jornada lo lastraban los temores de que el principal asesor económico del presidente Donald Trump deje su cargo en rechazo a los planes arancelarios del presidente.

Los analistas de Link Securities explican que “el anuncio de la dimisión del asesor económico de presidente, Gary Cohn, pesará hoy en los mercados financieros. Cohn, en los catorce meses de servicio al presidente, ha sido uno de los artífices de la reforma fiscal implementada en EEUU. Cohn, con una mentalidad procomercio y proempresarial, era considerado un contrapeso en la Casa Blanca que podría moderar las políticas proteccionistas del presidente Trump”.

“Los inversores dijeron que la noticia, crea más incertidumbre y que probablemente también pesará hoy miércoles en el mercado, pero con un impacto de corta duración”, explica el analista de IG, Sergio Ávila.

Por su parte, el presidente de EEUU reiteró su plan de imponer fuertes aranceles a la importación de acero y aluminio, indicando que "las guerras comerciales no son tan malas", afirmaba que Estados Unidos ha sufrido malas condiciones comerciales con otras naciones.

Legisladores, como el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell intensificaron las llamadas para descartar la propuesta, mientras el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y los líderes republicanos del Congreso trataron de calmar los temores de una guerra comercial global.

En el apartado macroeconómico, la sesión que estará protagonizada por el empleo privado americano, con la publicación de la encuesta ADP de febrero preludio del informe oficial de empleo del martes. La previsión es que la economía estadounidense creó 200.000 nuevos puestos de trabajo, manteniendo un sólido ritmo pero por debajo de los 234.000 empleos anteriores.

Además, se dará a conocer el Libro Beige de la Reserva Federal, que servirá para preparar la reunión del 21 de marzo, en la que el consenso otorga un 100% de probabilidad a una subida de 25 puntos básicos hasta 1,5%-1,75% y del 14% a un incremento de 50 puntos hasta 1,75%-2%.

Además, dos miembros de la Reserva Federal tomarán la palabra: el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, y su homólogo de  Nueva York, William Dudley.

“En el escenario actual, en el que uno de los principales temores de los inversores se centra en la inflación y en la posibilidad de que la Fed tenga que subir tipos más agresivamente de lo esperado, las declaraciones de los miembros de la Fed serán escuchadas atentamente por los inversores, especialmente después de la intervención ante el Congreso del recién estrenado presidente de la Fed, Jerome Powell, intervención en la que dejó la puerta abierta a que se produzcan más subidas de tipos este año de lo actualmente esperado (tres)”, explican los analistas de Link Securities.

Con todo, los futuros del Dow Jones caen un 1,03%; los del S&P 500, un 0,73%; y los del Nasdaq, un 0,60%.