Se espera una apertura alcista en Estados Unidos gracias a los resultados de Apple que están tirando del sector tecnológico, además en una zona de soporte, y además un fuerte incremento de las cifras de creación de empleo por la consultora ADP, lo que era cierto apoyo a ser optimista de cara a los datos del viernes.
 
Comenzamos una nueva sesión en Estados Unidos en donde las salidas de tono en los movimientos políticos de la nueva administración norteamericana pasan a un segundo plano, pues los resultados empresariales y los datos macroeconómicos copan la atención de los operadores a esta hora.

Siguen apareciendo comentarios y opiniones de aumento de preocupación por los pasos que da la administración norteamericana, manteniendo el tono de alarma sobre el medio plazo y el profundo cambio que puede aparecer en la economía mundial en el medio plazo.

Para incrementar la sensación de destrucción de lo ya construido, basta echar un vistazo a la previsión de creación de empleo de Estados Unidos que realiza la consultora ADP, pues de un crecimiento de 151.000, se esperaba una mejora hasta 165.000, pero es que nos ha sorprendido a todos alcanzar el nivel de los 246.000. Está claro que el mercado laboral está fuerte, algo que estamos viendo constantemente semana a semana con los datos de peticiones semanales de desempleo que siguen por debajo de los 300.000, punto de apoyo importante no sólo de cara la economía sino también para que la Reserva Federal pueda subir los tipos de interés tres veces este año.

Tras la apertura tendremos más referencias macroeconómicas, como por ejemplo 15 minutos después de la apertura el índice de directores de compra del sector servicios. 30 minutos después tendremos los gastos de construcción y además el ISM de manufacturas, algo que debemos tener muy vigilado porque recordemos que el índice de directores de compra del área de Chicago estuvo al borde de la contracción.

En cuanto a datos, también tendremos esta tarde el de reservas semanales de crudo y con especial atención porque el del Instituto API marca un incremento de las mismas superior a los 5 millones de barriles, lo que es un dato más que apuntala el incremento de producción en Estados Unidos.

Por otro lado, los resultados empresariales son el otro punto de atención, en especial los de Apple que han dado algo de alivio a los inversores al ver que vuelve otra vez a recobrar fuerza las ventas de los iPhone, aunque recordemos que el gran competidor de este modelo está fuera de combate por los problemas con las baterías.

- Apple presentó ayer tras el cierre unos resultados de beneficios por acción de 3,38 $, muy por encima de los 3,22 $ esperados y subiendo desde los 3,3 $ del año pasado.

Las ventas nos dan una alegría pues pasa de 75.900 millones de dólares hasta los 78.350, por encima de lo esperado.

El principal baluarte vuelve a ser otra vez las ventas de la nueva versión del iPhone pues en el trimestre ha vendido 78,3 millones de unidades, 1,3 millones más de lo esperado. Los servicios también aumentan las ventas subiendo a 7170 millones de dólares desde los 6010 del mismo período del año pasado, también por encima de lo esperado.


Y una vez asimilado todo lo anterior, los ojos volverán otra vez a la Reserva Federal porque tenemos la primera reunión de 2017. No se esperan subidas de tipos de interés, pero habrá que ver si hay algún comentario acerca de las medidas de la nueva administración que pueden hacer que Donald Trump tenga otra nueva subida de tono y aumente la sensación de que los dos van en direcciones contrarias.

En el aspecto técnico, nos fijamos en los índices:

El primero es el futuro del SP 500 que mantiene el soporte de la zona de máximos del mes de diciembre y en donde el RSI de la volatilidad no acaba de romper con claridad la directriz bajista, lo que da algo de soporte a los activos de riesgo.

vixsp


El otro es el Nasdaq compuesto porque ayer tuvo un rebote al bajar a una zona de soporte que coincidía con la parada que tuvimos en la parte alta de la expansión que hemos estado llevando a cabo desde finales del verano pasado. En este momento el RSI mantiene la directriz alcista y no consiguió perderla, por lo que de momento aguantamos.

nadq


Luis Javier Diez.