Y todo sin el apoyo de las medidas de Trump. Se espera una apertura bajista en Wall Street con unas minoristas que ponen encima de la mesa unas ventas que no han gustado nada.


Entramos en la sesión norteamericana y varios son los factores que tenemos encima de la mesa, siendo muy variados, aunque la realidad es que siguen siendo los mismos desde hace semanas: los bancos centrales, los resultados empresariales y el factor político.

Con respecto a los bancos centrales, seguimos enfatizando la divergencia de comportamiento entre la Reserva Federal y el Banco Central Europeo. Hoy hemos vuelto a tener comentarios acerca de que no hay planes de cambiar nada de la política monetaria hasta diciembre, así que han dicho que decidirán en otoño qué es lo que quieren hacer. Recordemos que ayer Mario Draghi estuvo hablando precisamente de esta situación y dice que no ha llegado el tiempo de cerrar los estímulos y encima, las previsiones económicas de la Comisión Europea ven una inflación más baja este año y el que viene de lo que se creía en meses anteriores. Por lo tanto, hay una cierta presión negativa sobre los bancos europeos porque la ilusión de aumentar los márgenes por medio de un incremento de los tipos de interés, no está tan cerca de lo que se creía anteriormente.

Con respecto a la Reserva Federal, sigue acumulando apoyos para mantener no sólo el ritmo de subidas de interés sino también poder subirlos un poco. Hoy hemos conocido el paro semanal que ha quedado mucho más bajo de lo esperado y ronda niveles no vistos desde hace 28 años, nada menos. Con esto, el mercado laboral sigue tranquilo y de momento no hay demasiados cambios en ningún sentido. El punto más importante a favor de la Reserva Federal lo hemos tenido con los precios de producción industrial que suben más de lo esperado y en la interanual se mantienen en niveles muy altos, así que es uno de los puntos principales donde se empieza insuflar energía alcista a la inflación.

Por otro lado, y sin despegarnos del concepto de inflación, el sector de energía del SP 500 sigue estando bajo atento escrutinio. Recuerden que esta semana hemos tenido que la cifra de reservas semanales de crudo ha bajado mucho más de lo esperado, pero hay que tener en cuenta que nos estamos acercando al verano, por lo que hay más demanda de gasolina y eso ha hecho que las refinerías se pongan a comprar crudo para poder producir la gasolina necesaria para satisfacer la demanda. Sin embargo, todas las semanas estamos viendo que el número de instalaciones en activo de crudo en Estados Unidos realizado por Baker Hughes no para de subir, así que el factor principal que hay de fondo en el mercado del crudo es esa lucha que de momento está ganando Estados Unidos con su incremento de producción y que se está comiendo al acuerdo de recorte de producción realizado por la OPEP. En los últimos días poco a poco están apareciendo alguna que otra intervención por parte de los integrantes de dicho pacto pero no está teniendo demasiada reacción por parte del mercado y lo que sí está moviendo mercado es esa bajada de la reservas de crudo. Como punto en contra, a varios bancos están reduciendo sus perspectivas del precio medio para el crudo tanto para este año como para el que viene.

Punto en contra muy importante en el mercado nos llega desde la temporada de resultados. Ahora mismo le toca al sector minorista. A destacar que no han gustado nada la mayoría de ellos así que el sector de consumo discrecional puede tener problemas y recuerden esa relación que existe con el sector de artículos básicos de consumo en donde se puede ver perfectamente la evolución de la economía:

- Macy’s presenta unos resultados de 0,23 $, por debajo de los 0,35 $ esperados y bajando desde los 0,37 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,24 $, desplomándose desde los 0,4 $ del año pasado y peor de lo esperado.

Las ventas bajan hasta los 5340 millones de dólares, peor de lo esperado y con un descenso del 7,5% con respecto al año pasado. El margen bruto se reduce desde el 39,1% hasta el 38,1%.

Con todo, respalda sus perspectivas para 2017 con unas ventas que tienen un descenso que se mueven en una horquilla del -3,2% y el -4,3%. Para los beneficios ajustados se mueve en una horquilla entre 2,9 $ y 3,15 $.

El problema está en las ventas en centros con más de un año que han caído -5,2%, muchísimo peor que el -3% esperado y el mercado la está recompensando en el preapertura con un descenso de -12% en el precio de la acción.

- Kohl’s presentó resultados con unos beneficios de 0,39 $ por acción, subiendo desde los 0,09 $ del año pasado y mejores de lo esperado.

El problema lo tenemos en las ventas que bajan hasta los 3800 cuenta millones de dólares desde los 3970 del año pasado, peor de lo esperado. Las ventas en los centros con más de un año caen -2,7% también peor de lo esperado que era una bajada de -1,2%. Ojo que la reacción del mercado también puede ser negativa.

- Whole Foods presentó ayer unos resultados de 0,31 $, debajo de lo esperado que eran 0,37 $ y bajando desde los 0,44 dólares del año pasado. Ajustados son 0,37 $, lo esperado.

Las ventas suben muy poco, pasando de 3700 millones de dólares a 3740, muy ligeramente por encima de lo esperado.

En cuanto a perspectivas, para todo el año espera que las ventas crezcan el 1% o un poco más, y los beneficios por acción alcancen los 1,3 dólares o un poco más.

Dentro de los pocos resultados empresariales que tenemos fuera del sector dominante en el día de hoy, hay que destacar el sector tecnológico y una de las novedades en las bolsas, la empresa propietaria de Snapchat, el servicio que se decía que iba a sustituir a Twitter. Pues bien, la influencia negativa sobre el Nasdaq es muy importante porque presentó unos resultados que están haciendo que se desplome al no gustar nada que  sean unas pérdidas de 2200 millones de dólares, y son los primeros informes que hace públicos.

En el aspecto técnico seguimos como estábamos: sin poder superar en la mayoría de los índices los máximos del año, el Dow Jones de transportes empieza a marcar muy bien una divergencia bajista con el de industriales y el Nasdaq buscando nuevos máximos pero ya veremos la sorpresa de Snapchat.

Luis Javier Diez.