Tasa de mora
en la categoría de Análisis fundamental

La Tasa de Mora o Ratio de Mora, es una medida de la calidad crediticia, que se calcula de la siguiente forma:

Ratio de morosidad (%)= Crédito dudoso / Crédito total

Este ratio, cuando más moderado mejor será la calidad crediticia de la entidad. Es importante también conocer el porcentaje de cobertura (crédito dudoso provisionado).

Encontramos cuatro situaciones distintas relacionadas con las operaciones financieras:

  1. Riesgo normal. Se corresponde con las operaciones financieras en las que se tenga una evidencia que se pueda verificar y que suponga una probabilidad muy alta o total de que la cantidad prestada será devuelta sin ningún tipo de problema en los plazos estipulados.
  2. Riesgo dudoso. Identificamos este tipo de riesgo con aquellas operaciones en las que el pago conlleva un retraso por encima de los 90 días.
  3. Riesgo fallido. Es aquel en cuyas operaciones se entiende que la recuperación de lo invertido va a ser un tanto dudosa o incierta. Por este motivo se efectúa una baja del activo.
  4. Riesgo subestándar. Este riesgo lo encontramos en un tipo de operaciones en el que no se puede considerar como incierto. Aunque muestra bastante debilidades que podrían suponer un peligro la recuperación de lo invertido. En este caso el banco o la financiera deberá asumir unas pérdidas mayores que la protección que reciben ante estas situaciones.