Gisela Turazzini, CEO de Blacbird, analiza la situación fundamental y técnica de Prisa.

Prisa está en un proceso de liquidación de sus activos más rentables, como Digital+, para reducir su deuda de 3.357 millones de euros de deuda en un negocio deficitario.
Estamos ante una compañía en estado de quiebra técnica, casi concurso de acreedores e insolvencia a corto plazo. De ahí que no le quede más remedio que vender sus activos rentables. De estar en EEUU, Prisa ya habría quebrado.

Técnicamente cotiza bajista con una caída que parece no tener fin, por lo que a nivel operativo estaríamos totalmente al margen de invertir en Prisa. Hay que tener en cuenta que comprar compañías que cotizan en céntimos no nos van a hacer ricos rápidamente.