Marc Riber, cofundador de BlackBird, analiza la situación técnica de Indra. 

Estamos viendo una vela semanal de giro en el Ibex 35 y, si se confirma, nos podría dar una oportunidad de entrada. Ahora deberíamos buscar un nivel por encima del soporte de los 11.200 puntos, lo que daría lugar a la ruptura de la directriz bajista.

Indra está en un claro proceso de reestructuración. Perdió un 50% de su capitalización por problemas con su directiva. Una vez fue despedido su presidente, Javier Monzón, los inversores volvieron a entrar en Indra con el nombramiento de Abril-Martorell. Sin embargo, en mayo el nuevo presidente dice a los inversores que Indra necesita una reestructuración de los costes, una integración de procesos de gestión para mejorar su expansión internacional. Estas palabras penalizan a la acción, aunque sea una buena empresa. Ahora estamos cerca del Investor Day, en el que conoceremos el Plan Estratégico de Indra. Tenemos una compañía que tiene un potencial importante y cuyo valor está en una zona de soporte importante. Para entrar en el valor deberíamos esperar a que el Ibex 35 supere los 11.200 puntos; entonces, los puntos de entrada en Indra podrían ser los 9,30 euros o, con más seguridad, en 9,80 euros. De hecho, podríamos entrar con la mitad de la posición en 9,30 y con el total en 9,80.