José Luis García, analista de Dif Broker, analiza la situación técnica de Banco Santander y BBVA.

BBVA
Vemos en gráfico semanal que desde el 2010 traía una tendencia bajista que, con los mínimos de 2012, se frenó y comenzó a generar una tendencia alcista que ha logrado mantener hasta este último cuatrimestre. Hace unas semanas bajó hasta la media de 200 sesiones, hacia los 7,50 euros, aunque lo realmente interesante para el valor sería que volviera a retomar la línea de tendencia alcista.

Desde los últimos máximos generados en septiembre está inmerso en un canal bajista. Destaca el gap que se produjo en septiembre con el aumento de la participación de BBVA en el banco turco Garanti. Después empezó a perder los mínimos hacia la zona de 7,50, recuperó algo, pero la zona a más corto plazo que debería recuperar son los 8,16 euros. Por abajo la referencia importante serían los mencionados 7,50 euros.

BANCO SANTANDER
Desde el año 2010 vemos una tendencia bajista que se frenó en los mínimos de 2012 para comenzar una tendencia alcista que no ha perdido. También se aproximó a la media de 200 sesiones, pero no la perdió. Tiene una resistencia en los 7,25 euros, que se corresponden con los máximos del mes de abril. Por abajo la zona de 6,50 es el soporte que no debería perder para seguir confiando en el valor.

Desde el año 2013 los ciclos de subidas y bajadas, tanto para BBVA, como para Santander, han sido similares. A partir de abril tuvieron un comportamiento similar, aunque algo mejor Santander y, finalmente, con el aumento de participación de BBVA en Garanti, se desligaron, por lo que Santander está comparativamente mejor que BBVA, por lo que apostaríamos más por entrar en la entidad cántabra.