En el día de hoy he decidido realizar un estudio sobre dos de las principales opciones dentro del mercado de materias primas: el crudo y el oro.

CRUDO:
El llamado oro líquido es una de las materias primas más expuestas a problemas geopolíticos. Esta situación se ha visto acrecentada a lo largo de los últimos años por las continuas crisis en oriente medio y diversos conflictos bélicos en otras partes del planeta.
El hecho más reciente lo encontramos a causa del conflicto entre Ucrania y Rusia, y la consiguiente inestabilidad ocasionada.

petróleo


Centrándonos en los charts, el precio del crudo se ha mantenido en los últimos años comprendido entre los 85$ y los 115$.
Actualmente considero que se encuentra en una zona neutral, ya que no se aproxima a ninguna zona de giro.
En las próximas semanas realzaría compras en la zona de los 91$, en caso de que sea alcanzara de nuevo.


ORO:
Tradicionalmente los metales, y especialmente el oro, habían sido catalogados por los inversores como activos refugio.
Sin embargo en los últimos años han perdido su lugar privilegiado: el ascenso del bitcoin y otra serie de activos financieros con mayores rentabilidades han ocupado parte de ese espacio.

oro


Si nos centramos en el análisis técnico observamos las enormes caídas sufridas por el precio de la onza de oro desde 2011 cuando alcanzó los 1.920$ hasta registros levemente superiores a los 1.200$ que presenta en estos momentos.
El soporte de los 1.183$ ha funcionado de forma correcta en dos ocasiones, con una importante presión compradora.
Así optaría por realizar entradas alcistas en caso de alcanzar dicho nivel con stop cercano, lo que nos proporcionaría un óptimo ratio rentabilidad-riesgo en caso de ruptura bajista.