La entidad bancaria explica en un listado de recomendaciones por qué es interesante en estos momentos apostar por determinadas acciones de bancos por su buen potencial de revalorización.
Que hay oportunidades en el mercado en estos momentos lo dicen todos los expertos, pese a que el miedo a que por estas valoraciones se vayan a producir grandes caídas sea un sentimiento creciente. Sin embargo, los analistas de Merrill Lynch han puesto el foco de atención en tres entidades financieras, que podrían experimentar un fuerte rally.

En primer lugar indica el atractivo que tiene Barclays. El proveedor internacional de servicios financieros dedicado a la banca personal, tarjetas de crédito, banca corporativa de inversión y gestión de patrimonios, tiene una amplia presencia en Europa, América, África y Asia.

También es la empresa que adquirió las oficinas de Lehman Brothers y el personal en los Estados Unidos después de su quiebra en 2008. Barclays opera en más de 50 países y emplea a aproximadamente 140.000 personas. La rentabilidad por dividendo de la entidad financiera es del 1,70%. El precio objetivo es de 20,83 dólares, mientras que ahora mismo se encuentra en torno a los 15,30 dólares. Eso supondría un potencial de subida del 36,1%.

Cotización de Barclays en los 12 últimos meses
Cotización Barclays


Ahí no queda todo. Estos expertos también subrayan el interés de inversión que tiene en estos momentos Citigroup. Ahora mismo se cotiza a un PER de 11,5 veces, lo cual para estos analistas es sumamente razonable.

Además, Citi sigue operando por debajo del máximo de 52 semanas establecido allá por enero de este año. Con su gran modelo de negocio global, Merrill Lynch considera que cotiza con un descuento muy bajo de su valor real. Si bien las normas reglamentarias y de capital seguirán siendo un factor importante, el riesgo está bien anulado por el potencial alcista.

Su dividendo sigue siendo muy bajo con un 0,1% de retorno. Su precio objetivo es de 65 dólares frente a los poco más de 53 dólares en los que cotiza en estos momentos. Eso sería un potencial de revalorización de más de un 22,2%.

En último lugar, Morgan Stanley es otra de las entidades bancarias en las que se fijan estos analistas. La firma financiera sigue mostrando un gran crecimiento. Actualmente está operando en un ratio PER en torno a 12 veces, lo cual sería óptimo teniendo en cuenta sus expectativas de crecimiento en 2015 de más del 20%.

La compañía también cuenta con 602.000 millones de dólares en equivalentes de efectivo en su balance, frente a los 368.000 millones de dólares en deuda total. A sus inversores se les paga un dividendo cuya cantidad supone una rentabilidad del 1,1%. Así, su precio objetivo es de 38 dólares, frente a los 34,7, aproximadamente, en los que cotiza ahora. Eso sería un potencial de subida del 9,5%.