Los analistas del banco HSBC y los de Barclays han ajustado el precio objetivo de DIA alrededor de un 37%. La cadena de supermercados presentó este martes sus cuentas entre enero y septiembre, sin presentar la cifra de beneficios ya que está ahora mismo llevando una revisión de todos sus activos. 

Las ventas del grupo de supermercados DIA en los nueve primeros meses de 2018 cayeron el 13,9%, hasta 5.490,5 millones de euros, frente a un año antes. La compañía ha explicado que esperará al resultado de estas pruebas “para evaluar si pudiera existir la necesidad de provisionar” parte de sus beneficios.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado se desplomó un 24% entre enero y septiembre, hasta los 281,1 millones de euros, mientras que las ventas comparables crecieron un 2,7%, excluyendo el efecto calendario.

 

Los analistas no se creen el plan de ventas y el nuevo enfoque de DIA

 

Además DIA explicó sus nuevos planes que pasan por reducir deuda que se sitúa al cierre de septiembre en los 1.422 millones, además de llevar a cabo una reestructuración de su pasivo.

DIA se centrará en potenciar sus "formatos ganadores" como Dia&Go y La Plaza y se plantea vender su filial de perfumerías Clarel, así como Max Descuento, su formato especializado en la distribución de alimentos para profesionales y hostelería. Con estas dos ventas prevé lograr alrededor de unos 250 millones. 

La compañía que lidera Antonio Coto quiere recuperar margenes, aunque su consejero delegado Antonio Coto apuntó en la presentación de sus cuentas que 2019 será un año de transición, al tiempo que no prevé un repunte del resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta 2020.

DIA centrará sus esfuerzo en España, "con un plan realista y dirigido a la recuperación realista del negocio, con el objetivo de invertir la tendencia actual”, según Coto.

Fuera de España, el grupo de distribución planea seguir básicamente las iniciativas clave implementadas en España, con un enfoque más selectivo y restrictivo hacia las inversiones. Antonio Coto destacó el muy buen posicionamiento de los negocios en Brasil y Argentina, aunque reconoció que “a la vista de la incertidumbre macro-económica que afecta actualmente a estas dos economías, es el momento de mantener una postura prudente”.

Los analistas recortan su valoración

Los analistas de HSBC recorta el precio objetivo de DIA de 0,8 euros a 0,5 euros por acción, lo que supone un ajuste del 37,5% y un potencial de caídas cercano al 25%.

En el caso de Barclays reduce su precio objetivo desde los 1,25 euros a los 0,78 euros por acción, un ajuste del 37,6%. Esto le da un potencial del 16% a los títulos de la cadena de supermercados en el Ibex 35.

En lo que va de año en bolsa, DIA pierde un 83% de su capitalización hasta los 0,69 euros por acción.