El Ibex 35 continúa al alza en una sesión que según afirma José Lizán, analista de Nordkapp “seguirá marcada por el vencimiento de opciones en los mercados europeos y en por el vencimiento de los futuros en el caso del selectivo español”. La volatilidad es la clave del día y en este sentido, Lizán recuerda como ayer pudimos ver cómo tanto el mercado americano como el japonés “han tenido una volatilidad extrema” lo que dificulta hacer previsiones. “No hay referencias técnicas, no hay niveles ni soportes por lo que el índice español se verá afectado por este vencimiento de opciones y por la operación corportaiva de Repsol YPF que está animando a la bolsa española”, apunta. En definitiva, este experto considera que “todo dependerá de los mercados internacionales y de la volatilidad, por encima de un volúmen del 70%”. “Ésta será la tónica para las próximas sesiones”, señala.

Repsol YPF Y Criteria vuelen al parqué después de haber sido suspendidas de cotización por la CNMV a diferencia de Sacyr Vallehermoso, que sigue su escalada alcista en el selectivo con rebotes superiores al 13%. José Lizán, analista de Nordkapp asegura que han empezado las negociaciones sobre la acción sujetas a un acuerdo sobre la venta del 20% de Sacyr y el 10% de La Caixa, y sujeta además a que Lukoil consiga financiación, algo complicado a pesar de que las petroleras tienen mucho músculo financiero”. En este sentido, este analista recuerda que cuando Criteria salió a cotización dijo que su estrategia era desinvertir en activos industriales para centrarse en la compra de empresas financieras y seguir con su especialización, “por lo que esta medida de vender el 20% de Repsol iría encaminada a obtener liquidez para ahorrarse una posible ampliación de capital y, en segundo lugar, para poder destinarlo a bancos”. En el caso de Sacyr, el ahogo financiero en el que está inmerso -continúa- “ha hecho que haya optado por la venta de un activo a nivel internacional donde hay gente más interesada dispuesta a pagar un precio alto y desahogar un poco su situación financiera”. “Ha optado por la opción con la que reduce deuda pero también se quita del activo que más ingresos le generaba”. En este sentido, la compañía “se quedaría con los negocios constructor, inmobiliario y con el negocio de concesiones de autopistas, negocios con peores perspectivas”, apunta.

Banca mediana


Bankinter, Banco Popular o Sabadell han recibido una rebaja de recomendación por parte de JP Morgan, un sector que desdse Nordkapp aseguran “estar muy infraponderados”. “La situación en España es muy complicada aunque se haya librado, en cierto modo, de la crisis internacional de los activos tóxicos”. Sin embargo, Lizán explica que “tenemos nuestra propia crisis subprime particular: tenemos unas emisiones de hipitecas muy fuertes, una expansión del crédito muy agresiva, una destrucción de empleo muy elevada con una crisis cada vez más constatada y una morosidad disparada deteriorando la calidad de los balances”. Este analista reitera que “la expansión de crédito se agotó ya hace unos trimestres y creemos que este deterioro va a continuar y va a afectar en las cuentas de resultados”, señala. “Los ratios de cobertura ya están en ratios del 80% con respecto al 300% de antes, por lo que ya hemos visto cómo los beneficios han caído aunque los bancos hayan seguirdo tirando de previsiones pero el deterioro seguirá”.


El crudo, en mínimo desde 2005


En lo que respecta al mercado de las materias primas, el precio del crudo de la OPEP cotiza a 44,05 dólares/ barril, mínimos desde febrero de 2005. En este sentido, el analista de Nordkapp asegura que “no seguirá esta tendencia bajista porque tiene que haber un punto de inflexión”. El movimiento del crudo se ha producido por la crisis y el temor a esa demanda mundial . Sin embargo, este expero reconoce que tampoco sería bueno tener un petróleo a niveles muy bajos ya que para todos los países emergentes que dependen del precio de las materias primas, “esta caída agudizaría todavía más la crisis”. Es por ello, que Lizán recuerda que la OPEP ya ha anunciado que va a tomar medidas para la reducción de la oferta y adecuar la oferta a la demanda internacional debido a la caída de esta, “por lo que los precios deberían estabilizarse en el rango de 55 ó 60 dólares el barril. Este seria el precio óptimo y deseable para la economía en estos momentos”.

Recomendaciones


José Lizán recomienda en estos momentos de mercado seguir estando “muy cautos”. Desde Nordkapp aseguran estar tomando acciones del Santander en niveles de 5 euros desde que anunció la ampliación de capital. “Ha tenido una caída normal al no haber gustado nada al mercado, pero en este nivele de 5 euros es una muy buena opción para comprar”. Sin embargo, Lizán cree que hay que seguir siendo cautos, tomar pequeñas participaciones y deshacerlas en cuanto haya una pequeña plusvalía. “Es muy arriesgado estar en mercados en los que en unas pocas horas caes de un 3% a subir un 5%”, finaliza.