La reacción de los mercados a la cumbre europea “ha sido de tibieza sobre todo por el desencuentro, desde el punto de vista político. Sin embargo , el posible acuerdo del tratado fiscal es importante”, reconoce Javier Martínez Canut, del departamento de renta variable de Deutsche Bank.
Este experto reconoce en Radio Intereconomia que lo importante es resaltar las declaraciones de ayer de Mario Draghi, presidente del BCE acerca de las medidas para inyectar liquidez a los bancos “pues las subastas de liquidez a tres años puede ayudar mucho a las necesidades de financiación y, por otro lado, las menores exigencias que necesitan para mejorar la financiación de la deuda”. Son medidas que “ayudarán a restablecer la liquidez en el sistema, principal riesgo de la economía a nivel global”.

Desde el punto de vista político, es difícil saber los efectos de las conclusiones de la cumbre pero “habrá más unidad y creemos que se tendrá que dar más papel al BCE para que active la compra de bonos”.

Noticias que llegan después de que Moody´s haya rebajado el rating de tres entidades francesas. Martínez Canut reconoce que las agencias de rating cumplen su papel , “ya lo hicieron cuando estalló la crisis, donde todo tenía un valor superior al que luego resultó ser y ahora es al contrario”. Reconoce no dar mucha relevancia a su opinión “pues desde el punto de vista de mercado se están dando los pasos adecuados para que Europa tenga una actuación más coordinada y transmita más confianza a los mercados, que es lo que necesitan”.

Después de conocer datos de Alemania, como la inflación, este experto reconoce que la economía está ralentizando su economía algo “normal viendo la situación de la Eurozona para la que pronosticamos un -0,5% de crecimiento en 2012 con Alemania creciendo un 0% del PIB porque la situación no está resuelta y porque las emisiones que tiene que realizar la banca el año que viene son muy elevadas y pruede provocar nuevas tensiones de liquidez”.