José Antonio Martínez Álvarez, doctor en Economía de la UNED, comenta que “la marcha del presidente de Portugal era esperable, pero un verdadero problema".

La razón de esta afirmación es que "demuestra la descoordinación de políticas fiscales y presupuestarias en Europa”, pues el plan de recorte de déficit portugués fue aprobado por Bruselas pero ayer fue tumbado por el parlamente luso. Además, comenta que “los problemas de Portugal los pueden tener otros países y la reunión de hoy de Bruselas tendrá mucha importancia para que se haga algo”.

Portugal va a ser rescatado, lo que puede afectar a la economía española si nuestro país no demuestra que tiene una cierta seriedad para orquestar una política económica. Nosotros no podemos tener un déficit del 10%, tenemos que hacer políticas que ayuden a las PYMES y a los ciudadanos para lograr bajar esa tasa un 2% ó 3%”, dice el experto.

Alemania prefiere más avales que cash para aumentar el Fondo de Rescate, algo que no se hará hasta junio. La posposición de esta medida “es un auténtico error, ya que, para evitar futuras crisis, debemos solventar las actuales. Hay que tomar decisiones ya”, opina Martínez Álvarez. Para encontrar una solución, dice que “hay que coordinar la política fiscal y la monetaria en toda la Unión Europea”.