Los inversores se apresuran a comprar títulos de FCC tras conocerse que el consejo de la compañía ha aprobado la ampliación de capital por valor de 1.000 millones.

A la espera de que la junta de accionistas dé el visto bueno a la ampliación de capital de 1.000 millones aprobada en las últimas horas por el consejo de administración de FCC en segunda ronda, los inversores corren a comprar títulos de la constructora. ¿A qué se debe este movimiento repentino si, al fin y al cabo, esta ampliación provocará una enorme dilución a sus accionistas? “en un primer momento la ampliación puede ser tomada como algo positivo, ya que, supone un punto de inflexión para la compañía, pues si logra refinanciar y ampliar capital, aunque se diluye su principal accionista, entran nuevos socios al grupo y se refuerza la estructura de capital”, explica José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV. Ahora bien, este experto advierte que, “en un segundo momento se tendrá en cuenta la dilución. Por ello, si se es accionista lo mejor es aprovechar esta subida para soltar las acciones porque creo que luego podremos comprarlas más abajo, en torno a 11,50 euros, una vez que pase el tema de la refinanciación”. 

Esta ampliación, que será puesta en marcha una vez la apruebe la junta de accionistas el próximo 20 de noviembre se llevará a cabo mediante la emisión y puesta en circulación de un máximo de 1.000 millones de nuevas acciones ordinarias de 1 euro de valor nominal cada una, con la prima de emisión que determine el Consejo de Administración, que se suscribirán y desembolsarán íntegramente con cargo a aportaciones dinerarias, con reconocimiento del derecho de suscripción preferente y con previsión de suscripción incompleta.
 
La ampliación irá destinada a cancelar la deuda convertible en acciones por valor de 1.350 millones que tiene FCC
. Este agujero forma parte del tramo B del acuerdo de refinanciación logrado por FCC el pasado abril, con vencimiento en 2018, y por el que abona un 11% de interés escalable hasta el 16%, por lo que necesita zanjarlo cuanto antes.

Actualmente FCC capitaliza en bolsa 1.754 millones, por lo que una ampliación de 1.000 millones provocaría una importante dilución para todos sus accionistas, aunque en especial haría daño a Esther Koplowitz quien, tras llegar a un acuerdo para refinanciar su deuda con BBVA y Bankia, ya ha tenido que renunciar a un 20% del 50% total que tenía en la empresa.

Además, FCC publicará sus cuentas del tercer trimestre el 14 noviembre. Se prevé que su cifra de ventas haya aumentado un 4%, hasta los 1.906 millones. Sin embargo, el consenso de mercado apunta a que cerrará el 2014 siendo la única compañía del Ibex que registre pérdidas. Su agujero a final de ejercicio podría elevarse a 2,7 millones.

Técnicamente hoy FCC se dispara un 8,36% y roza los 15 euros. a corto plazo este movimiento le lleva a romper la directriz bajista que arrastraba desde julio. A nivel operativo, desde Dif Broker, Luis Lorenzo indica que “para pensar en un rebote de medio plazo, el valor tendría que superar los 15 euros. Sólo haríamos compras al superar los 15-15,10 euros. También podríamos establecer una estrategia más arriesgada de compras si vemos bajadas por debajo de 13, con stop en 12 euros y con objetivo en la línea de tendencia bajista. Si superar este nivel, podría subir hasta los 16-17 euros”.

A pesar del rebote repentino de hoy, FCC no logra colocarse por encima de la directriz bajista de largo plazo que pasa por los 16 euros. Por debajo, si pierde los 13 euros, podría caer hasta mínimos del año pasado, en los 6,60, aunque antes podría pararse en los 9,50-10 euros. Si desea estar al tanto del cambio de ciclo técnico de FCC, apúntese a nuestro servicio de alertas.

fcc