Los inversores europeos, arengados por los problemas económicos internacionales, corrieron a recoger sus beneficios en los fondos de inversión hasta marcar un récord.

Los denominados UCITS pasaron de captar 22.000 millones de euros en mayo a flujos negativos de 29.000 millones de euros, lo que marca un hito según la asociación europea de fondos de inversión, Efama, con los datos de 23 asociaciones que representan más del 97% del total de activos UCITS y no UCITS a finales del mes de junio.

Las salidas de los fondos monetarios se situaron en 36.000 millones, frente a las entradas de 6.000 millones en mayo. Las salidas reflejan el patrón cíclico de los flujos que salen de estos productos a finales de cada trimestre, con un similar resultado a finales de diciembre de 2010 (salidas de 37.000 millones) y junio del año pasado (34.000 millones).