Es un día bastante tranquilo y de momento vemos subidas con una recuperación. Estamos a la espera del BCE y creemos que van a mantener tipos aunque ahora entra en juego el objetivo a la inflación, que ya nos estamos acercando al 2%. Habrá que ver si hay intenciones en la reducción de compra de bonos.
 

Estamos en torno al 1,1% de inflación en Europa. En mi opinión llevamos subidas ligeras y paulatinas. Es el único parámetro al que están mirando y están descuidando otras variables como la recuperación económica de le Unión Europea. La cosa parece que va bien. Parece que está funcionando, aunque también creo que no se van a precipitar en cuanto a reducción de compras, al menos en duración.

Hemos visto como España ha sido de los países más visitados a nivel mundial y ahora ha crecido en cuanto a número de visitantes. Hay otro factor que es que muchos países del Mediterráneo han tenido eventos geopolíticos de los que se han visto afectados. Esto ha beneficiado a España. Eso puede dejar más dinero en las arcas españolas.

El sector bancario es un arma de doble filo. Por un lado se intenta hacer una lavado de cara y ellos mismos intentan colaborar con el pacto con el gobierno. Eso puede venir bien. Pero estamos en las mismas, son más borrones en el historial. Luego los márgenes están reducidos. El crecimiento de los bancos españoles será complicado de manera orgánica. La cosa no es tan fácil.

Declaraciones a Radio Intereconomía