El Ibex 35 abre en negativo. Cede un 0,26% hasta los 9.515 puntos, a pesar de que Moody’s ha mejorado la perspectiva del rating español a ‘estable’. Parece que los inversores prefieren esperar a conocer la decisión de política monetaria del BCE y los resultados de la subasta de deuda española.


El Ibex 35 abre perdiendo posiciones. El selectivo viaja a la parte baja del canal lateral en el que lleva casi dos meses moviéndose (9.473-10.050 puntos), a pesar de que la agencia Moody’s ha mejorado la perspectiva del rating español a ‘estable’ desde ‘negativa’, aunque mantiene la nota de la deuda a largo plazo en Baa3. (Ver: Si las agencias apoyan a España....se compran aseguradoras, no bancos). Técnicamente, desde Renta 4 comentan que "ayer perdió la media móvil que guiaba la normalidad correctiva desde los mínimos de junio de este año, abriendo así un escenario correctivo complejo antes de proseguir las alzas por encima de los 10.100 puntos".

Además, hoy el BCE se reunirá, aunque no se esperan decisiones sobre política monetaria, después de que en la última reunión bajara los tipos a 0,25%. Y también el Tesoro español acudirá al mercado para captar hasta 3.500 millones en una subasta de bonos y obligaciones.

Con este telón de fondo, Indra es el valor más penalizado, con una caída del 2,33%, seguida de FCC (1,31%) y Grifols (1,38%). (Ver: Estrategia sobre Indra)

En cambio, en la parte alta encontramos a Acciona (1,58%), Ebro Foods (1,28%) y Acerinox (1,28%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,30%, Inditex un 0,78%, Repsol un 0,30% y BBVA un 0,01%. En cambio, Santander suma un 0,19% e Iberdrola un 0,31%.

En el Mercado Continuo…
La constructora San José se dispara un 11,38%, después de adjudicarse el contrato de obras de construcción de un complejo hospitalario en Abu Dhabi por un importe de 900 millones de dólares (unos 663 millones de euros).

En cambio, los valores más penalizados son Corporación Financiera Alba (2,61%) e Indra (2,33%).