“La rentabilidad bund ha bajado al 1,83%, lo que está haciendo que se ensanche el diferencial con otros bonos periféricos, como el español o el griego”, explica Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado de XTB.

Con respecto a EE.UU. dice que “quizás no haya ningún QE por los enfrentamientos dentro de la Fed, aunque el plan de Obama va a ser suficiente para reanimar a la economía estadounidense”.

Japón va a presionar en el G7 para que su divisa no esté fuerte, por lo que quizás veamos algún movimiento posterior a esta reunión para debilitar el yen”.

“La divisa europea ha estado sostenida contra el dólar porque el franco suizo hacía de refugio y las ventas de euros se iban a esta divisa”, explica en declaraciones a Radio Interconomía. Sin embargo, “el techo de subida que han puesto al franco ha hecho que los flujos de venta del euro se hayan ido al dólar. Creo que veremos al euro por debajo del 1,30 dólares”.

A medio largo plazo recomienda “comprar dólar frente a euro, y vender dólar australiano y neozelandés”