Además, comenta que “el saldo de las compañías de ambos indicadores que han presentado resultados hasta ahora es positivo”, pero “los mercados están más atentos a las decisiones de quantitative easing
que se puedan tomar el 3 de noviembre por parte de la Fed”.


Reconoce apreciar “los primeros síntomas de recuperación en el sector automovilístico que se reflejan en los resultados de Ford
y en la revalorización de la acción desde marzo” pero, llegados aquí, “si tenemos a Ford en cartera habría que ajustar los stop loss”.

En el sector tecnológico, “las especulaciones de posibles adquisiciones de empresas por parte de Apple son normales por su abultada caja y todo apunta a que veremos una operación corporativa en el corto plazo o empiece a repartir dividendo”. El experto reconoce que le gusta la compañía “porque sus exportaciones se están viendo beneficiadas por la debilidad del dólar, pero el valor, a estos niveles de 300 dólares, ya da síntomas de sobrecompra y hay otras opciones más interesantes como Hewlett Packard”.

También podríamos aprovechar la debilidad del dólar “para invertir en petroleras como Chevron”.