Hay bastante debilidad en el mercado de divisas, lo que hemos visto es una recuperación del euro por debilidad del dólar por el efecto QEIII pero se sigue debatiendo sobre la efectividad de una medida de inyección como ésta.

 Posiblemente el QE actual de USA no sea tan devaluador del dólar como han sido los anteriores y para pena de Bernanke, porque uno de los efectos que han querido tener es la devaluación de su divisa, por lo que ahora la presión sobre el euro se mantendrá. Eso será lo que haga al BCE bajar tipos y presionando al euro. Este experto espera un retroceso hasta los 1.26 dólares, zona de soporte, y en caso de que alguna noticia positiva surgiera por parte de Europa, repuntes que podrían llevarle a los 1.30 dólares.

En cuanto al dólar-yen también a Japón le ha salido mal esta medida adicional, es la octava medida de compra de bonos. Una cantidad bastante importante que no ha tenido ningún efecto, una prueba más de que no necesariamente una rebaja de tipos de interés tiene un efecto sobre la divisas. Vemos compras de yenes, porque estamos en el final del primer semestre fiscal, y por eso vemos la fortaleza de la divisa nipona frente al dólar. Además en épocas de riesgo también se fortalece. Tiene un suelo el par porque las autoridades japonesas están dispuestas a no dejar que se siga fortaleciendo, en 77.50 tiene un suelo y en la zona de 79 su resistencia. El yen va camino de cambiar tendencia y posiblemente veamos una vuelta para terminar el año al menos por encima de los 80 yenes.

En el oro parece que es un sacrilegio decir que no seguirá subiendo. Está sobrecomprado, en una burbuja y muy correlacionado con el dólar por lo que, a medida que suba el dólar, caerá el oro. Expectativas inflacionistas es lo que querría tener la FED, y para eso hace un QEIII, pero el efecto es cero por lo que las posiciones de largo de oro es muy alto, lo veremos por debajo de 1700-1600 dólares a finales de año.

En cuanto a la plata, la demanda industrial seguirá siendo débil. El spread entre la cotización del oro y la plata se ha estrechado por lo que quizás tenga mayor sustento la plata que el oro, aunque tampoco tiene mucho sentido ser alcista en este metal.

Por fundamentales, el petróleo está sobrecomprado. Lo que es cierto es que en épocas electorales en USA la tensión con Irán surge, lo que provoca que el precio del crudo suba. Pero pienso que el Brent viene de una caída y debería caer por debajo de 100 y entre 75-80 dólares sería un valor justo.

Recomendación de inversión en divisas me gusta estar largo de dólares pero especialmente con divisas relacionadas con las commodities que son muy cíclicas, como el dólar australiano- que lo veríamos por debajo de la paridad, en 0.96- o el neozelandés.