Amílcar Barrios, analista de Tressis SV, asegura que es momento de tomar algo de riesgo, aunque sigue viendo recorrido en la deuda periférica. 

Según los últimos datos publicados por la patronal Inverco, sólo en el mes de agosto, los fondos mixtos de renta fija lograron captar 1.543 millones de euros netos (un 50% más que en el mismo mes del año anterior). Esta categoría ha acaparado un 81% de estas suscripciones, ampliando todavía más su dominio frente al resto de productos. ¿Qué particularidad tienen?
“Se mantiene la tendencia del inversor medio español que siempre ha sido muy conservador. Tal y como están los tipos de interés y con las medidas que están por aplicar todavía podían caer más los depósitos y los monetarios.

El inversor español se ha dado cuenta de que necesita asumir algo de riesgo”.

¿Recomendaría alguno en concreto?
“El fondo de M&G Optimal Income que tiene la habilidad por parte del equipo gestor del 20% en renta variable”.

Nueva reducción de los tipos de interés por parte del BCE. ¿Perjudicará a los fondos monetarios? ¿En qué invertir y en qué no?
“Consideramos que esta bajada de tipos es más un mensaje cristalino de apoyo por parte del BCE. Se beneficiará fundamentalmente la renta variable europea, especialmente el sector bancario.

Y también la parte de deuda periférica en la que seguimos confiando, con menos recorrido, pero en la que seguimos largos. Hemos visto cómo las subastas del Tesoro se han estado financiación cerca del 0% por lo que debemos coger duración en deuda periférica”.

Ante los LTROs de este mes de septiembre…¿los fondos de inversión sectoriales bancarios empezarán a ser más atractivos para ustedes?
“Está claro que los LTROs van a ser un soporte. Todavía tenemos presente a los test de estrés también.

Nuestras recomendaciones acostumbran a ser diversificar y no centrarse en un fondo con sola exposición al sector bancario para poder evitar los riesgos de posibles picos de volatilidad”.

¿Alguna recomendación para este último cuatrimestre del año?
“Seguimos sobreponderando renta variable. Tal y como está hoy la renta fija en precio es complicado generar rentabilidad, aunque tiene recorrido y podemos generar algo de rentabilidad en deuda periférica.

También la renta variable europea, diversificando, y sobre todo la periférica”.