"La cumbre europea tiene que avanzar en los estímulos al crecimiento (en la cumbre de Roma ya se avanzó en este aspecto con el compromiso de destinar 130.000 millones); la unión bancaria (con la creación de un fondo de depósitos, supervisión bancaria y flexibilizar el MEDE para que puede recapitalizar bancos directamente); y en la integración fiscal (que pueda desembocar en alguna mutualización de deuda)”. Según el experto, “ahora se discutirá esto y, a medio plazo, podremos tener medidas más concretas”.


Ahora, para recapitalizar la banca española, están todos los escenarios abiertos:
- que el FROB reciba un préstamo del EFSF, para que la deuda que se aporte a las entidades no tenga una categoría superior a la de cualquier otra deuda y, el FROB inyecte este dinero a las entidades que lo necesiten.
- Que los bancos se recapitalicen directamente. Creando un banco malo, para que el Estado sea avalista, pero no reciba directamente esta deuda, y que el mecanismo de rescate europeo dé bonos al FROB para que realice estas operaciones con las entidades.

Si el rescate se hiciera mediante caja o bonos, ¿Qué consecuencias traería? “en ningún caso aumentaría la deuda pública y los bancos serían los que tendrían que cumplir las condiciones. Se busca que las entidades que reciban ayuda hagan desinversiones, reduzcan plantilla, supriman dividendos y reduzcan ratios de apalancamiento”.

Desde Europa sugieren que España tome ciertas medidas, como subida del IVA, imposición del céntimo verde o eliminación de la deducción por vivienda. “A principios de año el Gobierno subió el IRPF, pero habría sido mejor avanzar por la subida del IVA, aunque, bien es cierto que estas subidas del IVA repercuten más en las rentas básicas”. Añún así, “lo que hace falta es una privatización de empresas y propiedades inmobiliarias públicas y una reducción de los entes del Estado, que supondría un ahorro de 120.000 millones de euros cada año”.

Pese a la convulsión del mercado “el oro está dormido porque ha perdido parte de su valor refugio al subir hasta 2.000 dólares. Pues estas subidas es´tan alentando una burbuja”. Técnicamente está forjando una figura de bandera, con las mm de 50 y 200 sesiones muy cerca de la cotización y, si rompe esta figura por arriba, puede tener un impulso muy fuerte hasta los 1.700-1.800 dólares. También subiría si la Fed se decanta por un QEIII”.

Para establecer estrategias de inversión, el experto aconseja esperar a que pasen la cumbre europea y la reunión del BCE de la próxima semana y, “a raíz de lo que se decida operar con la tendencia”. Si las noticias son positivas, “el Ibex 35 y el MIB italiano serán los más beneficiados, mientras que, si salen malas noticias, podríamos buscar refugio en divisas como la libra esterlina o la corona sueca y ponernos bajistas en estos índices”.