Siguen las especulaciones sobre la mejor manera de actuar en torno al problema en Grecia.

 
Debemos construir Europa con humildad lo que significa que debemos ser consecuentes en el punto en el que estamos. Según Marc Ribes, jefe de estrategia de ActivoTrade “hubo muchas cosas que se hicieron bien y no es momento de tirar todo por la borda.” Es momento de tomar decisiones dolorosas y afrontarlas como un reto que ahora puedan retrasar el desarrollo económico pero que en un futuro sienten las bases para un posterior crecimiento, señala Ribes.
  
Grecia está en una situación muy delicada. Si fuéramos puristas la única solución sería dejar que Grecia quebrara, lo que según Ribes se llevaría por delante también la economía europea. La quita de la deuda es muy improbable ya que los bancos alemanes sufrirían un colapso por lo que se ha tomado la decisión de imprimir más dinero, lo que nos va a crear más crisis en el futuro, pero lo que hay que hacer es reducir el déficit y el coste de la financiación.
 
 No cabe duda que la situación es nefasta para Grecia pero llega un punto en el que añadir más deuda es necesario. Es muy difícil que Grecia pueda asumir esa deuda pero la solución pasa por que se reestructure su sistema económico y de esta manera poder afrontar la situación y amortizar esa deuda. Hay que trabajar muy duro para cambiar todo eso, señala el experto
 
 Las reformas hay que mirar como se hacen. La solución pasa por que Grecia tenga un sistema productivo que a largo plazo pueda reducir toda la deuda.
 
La situación en Europa no es boyante pero aun así vemos como aguanta el nivel del euro dólar, según Ribes, es una declaración de los mercados financieros; y es que las medidas en EEUU que se han ido tomando han sido desastrosas lo que ha llevado a la economía del país a una situación muy difícil en términos de deuda. La crisis europea podría pasarse al otro lado del Atlántico.
 
En los próximos años vamos a vivir un mundo muy volátil y muy complejo.