El director ejecutivo de Siemens Energy, Christian Bruch, declinó hacer comentarios cuando se le preguntó si la compañía estaba planeando comprar las participaciones de los accionistas minoritarios del fabricante español de aerogeneradores Siemens-Gamesa, en el que Siemens Energy posee el 67%. "Prefiero no hacer comentarios", dijo Bruch durante una conferencia telefónica con analistas tras los resultados del primer trimestre.

Fuentes consultadas habían dicho a Reuters el mes pasado que Siemens Energy, con sede en Alemania, estaba intensificando sus esfuerzos para examinar una integración completa de la división de energía eólica, que la semana pasada sustituyó a su director ejecutivo después de tres avisos de beneficios.

Hoy Siemens-Gamesa lidera las alzas del Ibex 35, con repuntes superiores al 5%. Pero a pesar de estas subidas, los expertos tienen una perspectiva negativa para el valor. "No hay más que ver los resultados de todas ellas", cambio de management, varios profit warnings... "hacen falta varios factores para que se normalicen y empiecen a mejorar", apunta José Lizán, gestor de Magnum Sicav en Quadriga. 

El negocio de Siemens-Gamesa y de su matriz se está viendo afectado por los problemas en la cadena de suministro y en la llegada de las materias primas que vienen de China. Hace falta que se produzca una normalización en la llegada de esos materiales y que se estabilicen los precios. Por ahora "es difícil que estas acciones se estabilicen". 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Además, Lizán señala que Siemens Gamesa necesitará una ampliación de capital. En este sentido, si se llega a esa situación, para Siemens Energy sería más fácil excluir al valor de bolsa e integrarla. "Siempre hemos dicho lo mismo; si hay una integración será con acciones de Siemens Energy, y tampoco es que vaya a ser muy atractivo para el accionista".

Siemens Gamesa a nivel técnico

En su gráfico todavía no ha habido ninguna señal positiva, según explica el analista independiente Ramón Bermejo.

Siemens

"Necesitaríamos vulneración contra la secuencia de máximos descendentes". El mercado no ha sido capaz de generar un patrón alcista. Tendría que vulnerar el máximo de la sesión de ayer, en 16,95 euros. A esta hora, sube un 5,4%, en los 17,18 euros.