Rusia dijo el martes que algunos de sus efectivos militares estaban regresando a sus bases después de realizar ejercicios cerca de Ucrania, tras varios días de advertencias realizadas por Estados Unidos y Reino Unido de que Moscú podría invadir a su país vecino en cualquier momento.

No estaba claro cuántas unidades se retiraban, ni a qué distancia, tras la acumulación de unos 130.000 militares rusos en el norte, este y sur de Ucrania. La noticia suscitó una respuesta cautelosa por parte de Ucrania y Reino Unido, pero provocó una fuerte subida en los mercados financieros.

"Siempre hemos dicho que las tropas volverán a sus bases cuando terminen las maniobras. Este es el caso también esta vez", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. El representante ruso acusó a Estados Unidos de alimentar la crisis al alertar repetidamente sobre una invasión inminente, hasta el punto de que Peskov dijo que el presidente Vladimir Putin había hecho bromas al respecto.

"(Putin) nos pide que averigüemos si se ha publicado el momento exacto, a la hora, del comienzo de la guerra. Es imposible ser comprensivo con esta locura informativa", dijo Peskov a los periodistas.

Reino Unido, que junto a Estados Unidos ha encabezado las advertencias respecto a una acción inminente, reaccionó con cautela.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Según explica Pablo García, socio de Divacons Alphavalue, no está claro qué significa ese movimiento de tropas: puede ser una retirada o puede simplemente tratarse de una rotación. Es por eso que asegura que hay que mantener la cautela, también en los mercados. 

"La situación es muy compleja y por eso hemos cubierto parcialmente las carteras, pero la distribución sectorial sigue siendo la misma", explica el experto. El sector que puede tener movimientos adversos sería el financiero, porque pasaría a un segundo plano la subida de tipos si hay un conflicto militar, pero la inflación seguiría aumentando, por lo que la situación empeoraría. 

En este escenario, "donde seguiríamos estando posicionados sería en las materias primas: petróleo o metales y minas". Los resultados de Glencore y de BHP Billiton reflejan el buen comportamiento que están registrando este tipo de compañías. 

El petróleo, que subía con fuerza en las últimas sesiones, recorta a esta hora un 3,51% en el caso del Brent, hasta los 93,17 dólares el barril y un 3,89% para el West Texas, hasta los 91,80 dólares.

En cuanto a los bonos, a esta hora el bono a 10 años del Tesoro de EEUU suma un 2,05% y se sitúa ya en el 2,042%, mientras que en el caso de Alemania, el papel a 10 años avanza un 10,97%, hasta el 0,303% de rentabilidad.