Jornada de especial emoción en el Ibex, donde a los recortes de los últimos días, se une el desplome de los bancos por la publicación de la sentencia del supremo que estable que el impuesto de las hipotecas lo deben pagar los  bancos y no los hipotecados, como lo venían haciendo hasta ahora. Esto ha puesto nerviosos a los inversores y expertos del mercado pero sobre todo a los valores cotizados en el mercado español. Sandie Fernández, directora de desarrollo de negocio de Scope Ratings nos habla de ello.

Scope es una agencia de rating que ha puesto el foco en el sector bancario, un sector que precisamente  ayer se situó a la cabeza de las caídas con penalizaciones superiores al 5%...

Si, es un día importante y en el que nos interesa mucho la sentencia por la que el ipmuesto de aurtos jurídicos tendrán que abonarlo las entidades y no el cliente final y es fascinante poder entrar a valorar qué ocurrirá, qué dice la sentencia y averiguar cómo puede afectar también a la  calificación de las entidades financieras.

De momento no sabemos si es retroactivo o no y cómo afectará a las cifras de los bancos..

De momento  lo que estamos  viendo es la aplicación de la sentencia, tendremos que revisarla, si es retroactivo o no y el impacto en los resultados. Lo iremos viendo. Nosotros como agencia de calificación no nos hemos pronunciado y no lo haremos hasta que veamos el contenido de la sentencia.

Veremos cómo afecta al negocio de las entidades. Un sector que, a nivel de ratings, está bien calificado y que goza de buena salud, pero que en bolsa está siendo muy penalizado. ¿De dónde viene esta divergencia?

Es curioso. Nosotros vemos el sector bastante saneado. Creemos que la banca española ha tenido resultados bastante positivos en el último ejercicio, vemos signos de  crecimiento positivo y esto se refleja en las calificaciones de las distintas entidades. Decíamos antes que las entidades españolas tienen una calificación afín al Estado español sino superior con lo que hablaría de calificaciones buenas en comparación con otros sectores.

El consenso de Reuters estima crecimientos de doble dígito para los nueve primeros meses del año después de un  primer semestre que también ha sido  fuerte pero hay mucho movimiento…

Sí, una de las cosas que han hecho a la hora de sanear sus balances es la venta de carteras y sus préstamos hipotecarios con problemas.  Hablamos por ejemplo del Santander vendiendo 30 billones a Blackstone,  BBVA que ha vendido su cartera hipotecaria a Cerberus por un importe de 13.000 millones, Caixabank con Longstar, Sabadell a Cerberus..un movimiento que permite sanear las cuentas de las entidades.

En el informe que habéis sacado sobre el sector financiero, hablabais de por dónde van los tiros de la consolidación de estos cambios del pasado…

Una de las preguntas que siempre  nos formulan es hasta qué punto la consolidación ha finalizado o hay maniobra o crecimiento en el sector. Creemos que hay una posible segunda ronda de fusiones y margen para que estas operaciones ocurran en el mercado.

Se habla mucho de Caixabank y Sabadell, ¿os gusta el matrimonio?

No puedo hablar de ello pero son cosas que miramos y, cuando se habla de este tipo de operaciones, los analistas de crédito analizan qué impacto puede tener en la calificación de estas entidades.

No sería la única en España… ¿hay margen para más e incluso a nivel euorpeo?

Hay margen más en el mercado español que a nivel Europa. En España creemos que puede haber un ronda de fusiones entre las entidades del mercado español.

Fusiones, venta directa de carteras, resultados sólidos y además, integración del sector tecnológico en la banca. ¿Es la banca suficientemente fuerte como para integrar la tecnología o las grandes telecos se van a comer al sector?

 

Este es el enfoque principal de las entidades financieras en los últimos años, para ellos es muy importante que se produzca esta integración y que sea ágil. Los procesos de integración están avanzados y eso es bastante positivo.

Si tuviéramos que comparar el sector financiero español con el sector financiero del resto de desarollados, ¿cómo está?

Se me  viene a la cabeza el caso de Italia y obviamente ahora su banca en una situación complicada con el tema de las carteras no elegibles, que el BCE dejará de comprar sus emisiones y estamos ante un posible empeoramiento y coyuntura de crisis. En comparación con los bancos italianos, los españoles están en una situación más fuerte. Ahora mismo Italia está en A-, es decir que en los próximos seis meses puede haber alguna  variación en el riesgo soberano, y España es un A.

¿Sois optimistas para el escenario europeo?

Si. Somos optimistas con lo que nos interesa la cultura macro en Europa, estamos siguiendo de cerca el tema del Brexit…pero sí, somos positivos.