Alejandro Martín analiza Banco de Santander y señala que “hemos visto un apoyo en los siete euros y el movimiento de rebote que lo han parado en una primera zona de resistencia que deberíamos considerar a corto plazo, la zona de 8,20-8,30”. Añade que “podemos observar claramente una zona de salida de papel que ha sido utilizada en tres ocasiones, pero mucho cuidado porque aún incluso superando esa zona podríamos ir a la zona de 8,50 donde nos encontramos con la directriz principal bajista de todo el movimiento”.

El analista señala como resistencias primero “la zona de 8,20 y, en segundo lugar, la zona de 8,50-8,60 donde muy probablemente pueda salir papel”. Indica que “lo más probable de cara a próximas sesiones sería ir nuevamente a tantear la zona de 7 euros, mucho cuidado en caso de perder esa zona de 7 euros, incluso niveles un poco inferiores donde todavía podrían colocar dinero”.

Martín advierte que mucho cuidado en caso de perder esa zona de soporte porque “se podría abrir un escenario bastante negativo que consistiría en desarrollar un segundo tramo de esta dimensión de forma simétrica respecto al último tramo de reacción”.

El experto apunta que “estaríamos hablando de un segundo tramo a la baja que podría llevarnos cerca de la zona de 5,75, de cara al medio plazo”. Insiste en que para que se cumpla este escenario “se tendría que perder el soporte que hemos visto en siete euros y, en segundo lugar, toda esa zona de entrada de dinero”. Coloca la segunda zona de soporte en la zona de los “6,80” y en caso de perderla “podríamos abrir un objetivo más negativo en torno a la zona de 5,75”.