Javier López-Belmote, director financiero de Rovi visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de la estrategia que seguirá el grupo en próximos meses. 
¿Qué áreas de negocio están pensando en potenciar?

Estamos tratando de expandir dos áreas de negocio: especialidades farmacéuticas tratando de dar soluciones a clientes. Aquí tenemos un papel importante en España y queremos seguir incrementando el liderazgo lanzando productos nuevos y ahora esperamos anunciar el lanzamiento de otro producto para otros mercados.

Hablando de productos, han realizado el primer registro en la UE de una molécula para evitar la trombosis. 

Estamos en la fase de registro y somos la primera compañía en haber llegado a este producto.

¿Se les abre un mercado importante aquí?

Estamos en un momento único porque, como hemos llegado los primeros, si somos aprobados podría ser una oportunidad incluso transformacional para la compañía. Es un mercado de 1.000 millones de euros

En cuanto a la expansión internacional, ¿pretenden expandirse?
Rovi ha hecho esa internacionalización tan de moda en España, en torno a un 40% de los ingresos vienen de fuera,  pero quizás con este proyecto puede ser el gran salto para convertirse en una empresa completamente internacionalizada.

¿Esta expansión la harán de forma orgánica o piensa en hacer toras adquisiciones?
Una mezcla pues contamos con los principales instrumentos de este producto. Además, creemos que para poder mantener operativa propia es necesario adquirir también otra compañía de forma inorgánica. Será un mix de producto propio, compra y también por qué no, a base de terceras compañías.

Respecto al producto propio, el I+D tiene un papel clave para Rovi…

Es clave porque además somos una compañía innovadora y estamos en ese momento único donde este I+D que llevamos años trabajando estamos muy cerca de poder lanzarnos al mercado y, si tenemos éxito en estas últimas fases, podemos dar el gran salto para pasar a ser una empresa relativamente pequeña y local, a una compañía global y más grande.

Este crecimiento también se está transfiriendo al inversor con el aumento del dividendo al 5%, ¿verdad?

Nuestra junta será en breve y la propuesta es incrementar el dividendo el 5% pues tenemos balance saneado, deuda mínima y caja positiva con lo que podemos invertir en crecimiento a la vez que retribuimos al accionista.