Jorge del Canto señala que es una “una empresa del sector inmobiliario que no tiene muy buenas expectativas a corto y medio plazo, y que sigue teniendo bastante incertidumbre y un panorama nada halagüeño para los próximos meses y para los próximos años.”

Explica el analista que “nos encontramos en una situación claramente bajista si observamos lo que ha venido ocurriendo en este año 2011, con máximos relevantes en sentido descendente y mínimos que también son descendentes”. Añade que aunque es cierto que “en alguna ocasión ha tenido algún rebote de forma bastante además amplia con muchísima volatilidad, con grandes movimientos entre el máximo y el mínimo en intradía en muchísimas sesiones”; sin embargo, “no deja de ser un escenario típicamente bajista y que, por lo tanto, para las inversiones a medio plazo, a largo plazo de momento no es apto, e incluso, el corto plazo más allá de buscar un rebote a unas pocas sesiones tampoco parece merecer mucho la pena.”

En las circunstancias actuales, Jorge del Canto afirma que “ha encontrado un soporte en la zona de 0,80-0,795 euros que de momento se ha mantenido ahí, que ha rebotado en varias ocasiones, está un poquito inclinado al alza, pero no deja de ser una situación de soporte que tampoco es demasiado fiable.”

Si nos fijamos por arriba en lo que ha venido sucediendo, del Canto apunta que “a partir del mes de febrero hubo un primer retroceso que lo llevó desde la zona de los 1,58 hasta prácticamente el euro, para más adelante, en un segundo tramo iniciar un segundo descenso que todavía no habría alcanzado su objetivo.” Indica que, en realidad, el objetivo sería “estar en niveles más amplios y no habría que descartar que una caída adicional podría llevar el valor a la zona 0,73-0,72, barriendo por primera vez ese soporte que ha venido sujetando el precio en 2010 y 2011.”

Al alza, recomienda no invertir “mientras esté por debajo de los 0,98; es más, habría que esperar a que saltara por encima del euro, y siempre con recorridos bastante cortos.” “Tendríamos el 1,08 como primera resistencia importante y el 1,295 como segunda resistencia importante, donde en las proximidades convendría hacer caja” ha añadido.

Por último, “hacia abajo no es un valor que permita hacer operaciones bajistas, con lo cual, lo mejor sería abstenerse y, tal vez, una operación especulativa de compra, en la zona del 0,73 si es que llega a completarse este objetivo.”