A sabiendas de que estamos ante un sistema público de pensiones que no es sostenible, preguntamos a Carlos Herrera, Asociado de EFPA España sobre cuáles serán las medidas que se tengan que llevar a cabo y cuáles son las alternativas para un ahorrador que actualmente tiene pocos incentivos. 
 
 ¿Por dónde cree que deben ir los tiros si pensamos en una reforma que tiene que hacer frente a un sistema público de pensiones insuficiente?


Lo que hay que hacer es que los políticos dejen aparte la batalla de las pensiones porque es tan importante su eficiencia y sostenibilidad que es básico que esté en manos de expertos de reconocido prestigio para que busquen las soluciones adecuadas. Es evidente que los cambios demográficos, el incremento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad ha implicado que el sistema público esté en una situación complicada.

 ¿Cree que la fiscalidad es una de las partes a mejorar en el actual sistema de pensiones?

Quizás la fiscalidad sea una de las partes importantes porque todo lo que sea que una pensión más reducida tenga un neto más elevado, será mejor para la población. Lo que está claro es que, por ejemplo, en la fiscalidad de la parte de los sistemas complementarios a la pensión pública quizás tendríamos que buscar una solución en el momento de la prestación. Buscar el círculo virtuoso de las pensiones complementarias de forma que una persona cuando se percibe la prestación tributa como renta de trabajo y yo propondría que la gente que opte por la opción de renta vitalicia, incluso que no pague impuestos. En caso de fallecimiento la renta vitalicia revierta en su cónyuge o beneficiarios en caso de que éste no exista. Eso sí, los beneficiarios tendrían que invertirlo, obligatoriamente, en planes de pensiones.

 Según un reciente informe de BBVA, el 75% de los españoles se preocupa por su jubilación y sólo el 30% ahorra. ¿Cree que hay desconocimiento o pocos incentivos al ahorro?

Quizás una parte, bien motivada por desconocimiento que hay de lo que realmente se cobrará en la edad de jubilación, recientemente la SS ha sacado la simulación de las pensiones. Creo que es importante que la población sepa cuál será su pensión estimativa para que se dé cuenta de que hay que ahorrar. Es evidente también que hay que dar incentivos al ahorro pues no tiene sentido que en la última reforma fiscal hayan recortado la aportación máxima a planes de pensiones a 8.000 euros. Creo que esta medida no favorece el ahorro a largo plazo. Además, no tiene sentido que las aportaciones que hacen los empresarios a sus empleados forme parte de la base reguladora de la SS.

 El sistema público de las pensiones está en su mayoría expuesto a renta fija nacional. Estos años atrás ha pagado bastante pero, teniendo en cuenta los niveles a los que ha quedado…¿Cree que una alternativa es rescatar esa medida de Solbes de invertir en renta variable?

La medida fundamental es hacer que el fondo sea sostenible y que haya recursos para hacer f4rente a las pensiones. Esto no queda más remedio que se incrementen los ingresos y las pensiones se adecúen en función del número de pensionistas. Es cierto que esta medida de invertir una parte en renta variable puede ser imaginativa pero hay que tener en cuenta que supone en sí un riesgo algo importante.

 ¿Cree que es mejor un plan u otras alternativas, como los fondos de inversión?

Lo importante es que hay que ahorrar. Por suerte, tenemos muchos instrumentos adecuados para ahorrar para la jubilación. Planes de pensiones individuales, empleo a través de empresa o asociado a través de asociaciones profesionales. Tenemos los PPA, que aseguran un capital e invierten en renta variable. Los PIAS – planes individuales sde ahorro sistemático – que tienen la ventaja en que al cabo de 5 años lo ahorrado se invierte en una renta vitalicia no paga impuestos. Tenemos FIAMM que tienen como ventaja que si pasan más de 5 años todo lo que pase de eso, no tributa. Y luego tenemos fondos de inversión o Unit Linked. Al final hay un abanico de opciones donde lo más importante es que el ahorrador busque un inversor profesional que le guie.

 Aunque es cierto que los planes tienen ventajas fiscales a la hora de las portaciones, hay veces que las comisiones – a pesar de la rebaja máxima – siguen siendo elevadas, especialmente si se compara con los fondos de inversión. ¿Cuál es su opinión?

Dentro de una misma categoría de producto, tanto plan de pensiones como fondos de inversión, puede haber diferentes comisiones. De hecho en una misma gestora sobre distintos tipos de plan. Lo que hay que buscar siempre es la rentabilidad neta. Yo analicé hace poco las comisiones que hay en fondos de inversión frente a planes y son bastante parecidas. Lo que hay que buscar es que la gestora lo haga bien y habría que tender a una combinación de comisión fija + comisión en función de un objetivo previamente establecido.

 ¿Por qué cree que habría que meter dinero en un plan de pensiones a pesar de ser un vehículo poco líquido y la volatilidad que tiene?

Creo que el objetivo de un plan de pensiones es ahorrar para la jubilación y lo que no puede ser es que, cuando se tenga capital, tenga la tentación de usar ese dinero. El plan no es más que un vehículo para complementar la pensión pública de la jubilación por lo que la última reforma fiscal de que se puede rescatar el plan de pensiones soy algo crítico porque ya había ventanas de salida para percibir el capital por lo que la liquidez debe ser un factor que no se debe tener en cuenta al a hora de ahorrar a largo plazo.