Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Si hay un activo que se ha disparado con el conflicto de Ucrania ese es el petróleo. Por encima de 119 dólares y en niveles de 2013 dólares. En un escenario geopolítico positivo en el que el conflicto se resuelva. ¿Qué pasará con el crudo? ¿Volverá a unos niveles normalizados? ¿Cuáles?

Hay que tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, la demanda del crudo ya se disparó cuando salimos del Covid, una vez que las economías se reabrieron, eso hizo que se disparase el crudo; además, la demanda es superior a la oferta y, por el momento, la OPEP no tiene la capacidad de subir la producción de petróleo (se mantiene la idea de 400.000 barriles). Pero por otro lado ahora tenemos la incertidumbre de si el petróleo ruso se va seguir comprando, porque el mercado está poniendo sanciones evitando comprar crudo de Rusia y eso hace que la oferta se reduzca más aún. 

De momento, la tendencia es claramente alcista. La guerra sigue estando ahí, de hecho cada vez hay más tanques camino de Kiev, por lo que no se atisba una solución a muy corto plazo desgraciadamente. Y ante una menor oferta y una demanda elevada los precios se disparan.

Cuando el petróleo superó la zona de los 75 dólares nos dio una señal de compra y desde entonces no nos ha dado ninguna señal de venta. Lo único que se puede hacer ahora mismo es mantenerse dentro del petróleo a la expectativa de noticias. Si en el futuro se llegara a un acuerdo con Rusia lo más normal sería que viésemos correcciones en el momento del acuerdo y en el futuro ver como impacta esto en la economía general para saber si ese crecimiento que ya se está frenando continúa haciéndolo y eso pudiera hacer que la demanda de crudo cayese.

De momento, tendencia claramente alcista y mucha fortaleza. Siguiente nivel de referencia los 127,55 dólares por barril, que sería el nivel de resistencia.

Estos días, defensa y banca son la cara y la cruz de las bolsas europeas. En estos momentos, ¿qué estrategia debería seguir el inversor en estos sectores?

Si empezamos por la banca, y analizamos los bonos, con la guerra el mercado ha descontado que quizás no habría tantas subidas de tipos de interés porque la guerra pudiera afectar de manera negativa al crecimiento económico y por tanto fuese necesario seguir manteniendo políticas monetarias algo más expansivas. Eso ha provocado subidas en los precios de los bonos, caídas en las rentabilidad y correcciones en el sectorial bancario. Pero va a haber subida de tipos de interés. El problema de los bancos es que el impacto económico negativo que vamos a tener con la guerra con las subidas de tipos sea mucho más acelerado que lo que el mercado esperaba inicialmente y que eso afecte al negocio de la banca. Además, no hay que olvidar que las sanciones a los bancos rusos podría arrastrar a otros bancos. Y en el futuro, si tenemos un menor crecimiento económico ante la guerra, esto puede retraer la solicitud de créditos y el negocio bancario verse afectado.

De momento, a nivel técnico, en Banco Santander no se ha roto el soporte de los 2,64. Teníamos activado un objetivo teórico alcista por ruptura de una canal hacia la zona de los 3,85, pero mientras siga habiendo incertidumbre por la guerra, la banca puede sufrir en el corto plazo. Si perdiese la zona de la directriz  del canal anterior de 2,64 se desactivaría ese objetivo alcista y no habría que estar en Banco Santander. Con todo, en el corto plazo, hay que tener más cautela. 

BBVA tampoco ha perdido soportes y se podría mantener mientras no los pierda. El soporte clave está en los 4,66.

Pero de momento también es cierto que están bastante sobrevendidos, y si se quisiera salir de la banca lo suyo sería esperar algún rebote.

En el sector de defensa, tenemos compañías beneficiadas ante la idea de hacer mayores inversiones en defensa como Indra, que muestra una superación de la directriz que mira los máximos decrecientes y eso nos ha activado un objetivo alcista hacia la zona de los 11,14-11,15; lo más normal sería pensar en positivo. Tenemos empresas también como la francesa Dassault Aviation que en el corto plazo ha tenido un rebote. También la francesa Thales, que ha roto las resistencias anteriores y tiene proyecciones de objetivo de mayores subidas.

En bolsa española, el Ibex 35 ha cotizado esta semana en los 8.100 acercándose a la resistencia clave de los 8.000. ¿Prevés más caídas? ¿Es buen momento para ponerse cortos?

Lo que tenemos ahora mismo en el IBEX 35 es un soporte en los 8.060-8.025. Estamos cotizando por debajo de la media de largo plazo, con lo cual prevemos más caídas. De hecho, tenemos activado una especie de doble techo en el rebote que nos marca un objetivo teórico hacia la zona del nivel de soporte que pasa por 7.791,4. Por tanto, si tuviera que hacer una posición ahora mismo en el índice Ibex 35 sería más negativo que positivo, sería más para cortos que para largos, porque hay incertidumbre generalizada y porque, además, otros índices europeos como el DAX, que dirigen más las bolsas europeas, tiene activado un objetivo teórico de caída hasta los 13.340. Por tanto, lo más probable es seguir viendo caídas en la renta variable ya que la economía europea se está viendo afectada.

A pesar de la incertidumbre que rodea a la situación de Ucrania, Powell ha anunciado que la FED no se abstendrá de subir los tipos de interés en la reunión de este mes, en concreto 25 puntos básicos. ¿Cómo afectará esto a las bolsas en los próximos días?

Al final no hay otra salido que no sea la subida de tipos de interés. Además, creo que los subirán más de lo que dicen porque la inflación está disparada y mientras esto pase tienes que paralizar esa inflación porque sino el impacto negativo de la inflación es peor que el de la subida de tipos que se pueda llevar a cabo. En el momento en que salió esa noticia, el bono americano a 10 años volvió a corregir. Lo más normal es pensar que los tipos seguirán subiendo este año y que eso acabará afectando de forma negativa a las bolsas norteamericanas, que de momento parece que están aguantando la directriz bajista en el rebote. Ahora mismo estamos en un rebote del mercado norteamericano pero lo más normal sería pensar en correcciones. Si volvemos a ver cruces negativos los próximos días en indicadores técnicos sería más para pensar en negativo que en positivo. Es momento de deshacer posiciones en aquellos sectores que no estén fuertes y rotar o hacia sectores fuertes o pensar en no meterse en índices a no ser que sea para cubrir cartera, porque que este año la inversión indexada puede pasarlo mucho peor que la inversión de stock picking, seleccionando bien acciones.

¿Qué sectores claves que tenemos que tener en el punto de mira en estos momentos?

Ahora mismo el sector de energía -petróleo y gas-, recursos básicos -ya que estamos viendo que las materias primas tampoco dejan de subir-, defensa, y también algunos sectores parecen que quieren dejar suelo como el de equipamientos de cuidados de la salud, está en tendencia bajista por tanto sería para corto plazo. Si nos fijamos en el ETF XHE (Health Care Equipment) parece que está dejando un doble suelo y podría pensarse que podría tener un rebote adicional.