El Ibex 35 sube, a contracorriente del resto de plazas europeas, sin embargo, “esto parece un rebote técnico por cierre de posiciones, ya que los 6.000 puntos es un nivel psicológico muy importante”, dice Ignacio Albizuri, de FxPro.

“Vamos a poder ver ciertos rebotes relajando la situación que hemos vivido, así como la relajación de indicadores como la prima de riesgo”, sin embargo, “todavía tienen que cambiar muchas cosas para que el Ibex 35 cambie de tendencia y volvamos a niveles seguros de 8.000-9.000 puntos”.

Gran parte de las compañías del Ibex 35 cotizan por debajo de su valor contable, lo que las hace susceptibles de ser opables. Sin embargo, “el crédito y las operaciones de M&A están en horas bajas, por lo que habrá que esperar a ver la situación de aquí a tres meses para ver movimientos empresariales después del verano, movimientos encaminados a hacer más fuerte los sectores, más que a diluirlos”.

Entre los sectores más castigados del Ibex 35 está el financiero. Por ello, Albizuri considera que “podríamos aprovechar ciertos rebotes para comprar BBVA y Santander, entrando a niveles algo más bajos de los actuales, y para el corto plazo”.
Este jueves el Tesoro subasta deuda a 10, 12 y 14 años con el riesgo país en niveles récord. Ante esta situación, el experto espera “que se relaje el riesgo porque niveles más arriba ya serían de rescate”. Respecto a la subasta a largo plazo de esta semana comenta que “las anteriores se han realizado en una situación de pánico y los intereses se han duplicado, por lo que es difícil ir a peor. Esperamos ver la prima de riesgo por debajo de 500 pb para financiarnos con algo de oxígeno”.

En cambio, Alemania ya ofrece rentabilidades negativas en algunos de sus bonos, “y hay inversores que siguen confiando en estos productos porque ven que es un momento atípico, pero se están moviendo al bono francés e inglés por obtener algo de rentabilidad”.

El euro-dólar cotiza en los 1,24 dólares, sin embargo, “si nos ciñéramos a la situación de la economía europea, debería estar aún más barato, algo facilitaría el crecimiento del PIB europeo”. Por el momento, “veremos algún rebote, llegando a visitar niveles de 1,26-1,27 dólares. Sin embargo, sigue siendo bajista, por lo que volverá a 1,1820, zona de suelo importante”.

El barril de petróleo Brent cede a mínimos de año y medio, cotiza en el entorno de los 96 dólares. Mientras, el West Texas también cae, cotiza en el entorno de los 81 dólares, y el de la OPEP pierde los 100 dólares por primera vez este año. “Esto está relacionado con la demanda mundial, la producción y la oferta. En este sentido, veremos más caídas, en torno a 5 dólares por barril por debajo del entorno actual aunque, dentro de 3 ó 4 meses, esperando que la economía se recupere en cierto sentido, el precio del petróleo repuntará”.

El oro, en cambio, repunta por encima de los 1.600 dólares la onza. “Sigue siendo refugio para los inversores que invierten en oro directamente pero, el oro sin entrega u ‘oro papel’ hay que tener cuidado porque es muy especulativo”. No obstante, considera que “volverá a zonas de 1.700-1.800 dólares”.

Por ello, “es un buen momento para entrar de cara a una semana o dos, ya que hay soportes de largo plazo que han hecho que el precio pare y forme suelos”.