Ya cerca del final de este convulso 2020 para los mercados, ¿consideráis que todavía es momento para hacer cartera pensando en el largo plazo?

Nosotros siempre invertimos a largo plazo. Dede Azvalor no especulamos con qué van a hacer los mercados o las bolsas o compañías concretas en los próximos meses. Analizamos cada una de las inversiones manteniendo la perspectiva a largo plazo. Analizando cada una de esas compañías, sí que vemos que hay ciertas dicotomías en el mercado. Algunas compañías cotizando a precios elevadísimos, sobre todo algunas americanas tecnológicas y otra parte del mercado, más olvidada, donde hay oportunidades interesantes. Hay que tener cuidado de seleccionar la compañías adecuadas, pero podemos encontrar precios muy interesantes de cara a los próximos años. Mantenemos la perspectiva a largo plazo, intentando conocer muy bien cada una de las inversiones. No sabes si pueden ocurrir eventos como el del covid 19, pero siempre manteniendo una cartera robusta, en la que las compañías puedan atravesar periodos complicados del mercado y económicos, y generar rentabilidades muy buenas desde unos precios actuales muy bajos. Estamos más centrados en la parte del mercado quizá menos conocida y seguida, compañías más pequeñas, que en su mayoría no son cubiertas por parte de analistas de Wall Street, y donde creemos que podemos encontrar pequeñas joyas de inversión que están cotizando a precios más razonables que las grandes compañías relacionadas con el sector tecnológico, que están cotizando a precios que nos recuerdan un poco a lo que vimos a finales de los años 90, con compañías haciéndolo muy bien con precios desorbitados y otras compañías que no estaban subiendo tanto en bolsa pero cuyos negocios estaban yendo muy bien. En los años siguientes, mientras que las primeras caían de forma significativa, las segundas capturaron todo el buen negocio que llevaban cosechando durante los últimos años

Contáis con el Azvalor Managers, del que decís que no es un fondo de fondos, es un fondo de managers ¿Qué significa esto exactamente?

No invierte en otros vehículos de inversión, sino que invierte en las compañías que han seleccionado cuatro managers, cuatro gestores de fondos, especialmente para nuestro producto. Hemos analizado cientos de gestores de fondos en todo el mundo hasta que hemos llegado a una selección de cuatro, sabiendo que la mayoría de los gestores no baten después de comisiones a sus índices. Es una labor muy exhaustiva para llegar a ese número tan reducido. Invertimos directamente en las elecciones que ellos seleccionan para nuestro fondo. Son managers de boutiques de inversión, que solo se dedican a la gestión de activos, que no gestionan demasiado volumen, porque sabemos que el volumen puede ser un impedimento a generar buenas rentabilidades a futuro. Tanto cada uno de los cuatro managers invierten su patrimonio personal en las estrategias que gestionan, tanto nosotros desde Azvalor invirtiendo nuestro propio dinero, de forma que todos los intereses están alineados. Esta estructura de fondo de managers nos permitía ir a cualquier manager de cualquier parte del mundo, sin que tuviera que tener una estructura de fondo en Europa.

En cuanto al proceso de inversión, le pedimos que sean managers que seleccionen las compañías conociéndolas muy en profundidad. Que ven sus negocios, su solidez financiera, su balance, ver si el equipo de gestión de cada compañía tienen los incentivos correctos. Tienen una mentalidad muy a largo plazo, con carteras relativamente concentradas. Invierten en pocas compañías de forma que puedan ser capaces de conocer muy bien cada una de ellas.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

El fondo invierte al menos un 75% en renta variable. ¿Cuál es el proceso de selección de compañías?

Lo que buscamos son managers que sean capaces de ir contracorriente, que sean capaces de no invertir necesariamente en lo que invierte el resto del mercado. Que tengan un ecosistema dentro de la compañía que les permita invertir en lo que realmente es lo más adecuado. Digamos que cada uno de los cuatro tiene un estilo de inversión un poco diferente. Donald Smith and Company invierte en compañías americanas exclusivamente, pequeñas y muy pequeñas. En algún caso, compañías que pueden cotizar en 200 o 300 millones de capitalización de mercado. Otro manager como Moerus Capital, el gestor se llama Amit Wadhwaney, invierte en compañías de todo el mundo con total flexibilidad, de cualquier sector, país o tamaño. Tiene flexibilidad total e intenta ir a aquellas que tienen un precio tan bajo que ofrecen un margen de seguridad muy importante. Otro manager del fondo es Christopher  Mittleman, de la gestora Mittleman Brothers. De nuevo tiene flexibilidad total para invertir en cualquier compañía de cualquier parte del mundo, con una cartera bastante concentrada. Y, por último, una gestora llamada Goehring & Rozencwajg, que se dedican al área de compañías relacionadas con el mundo de los recursos naturales, como el oro el petróleo el uranio el cobre, etc.

Una parte importante de la cartera está formada por compañías pequeñas o muy pequeñas. ¿Consideráis que en ellas hay mejores oportunidades que en los grandes valores? ¿Este tipo de inversión no supone un riesgo más elevado?

Nosotros somos flexibles en cuanto al tipo de compañía en a que podemos invertir. Ahora el área de compañías más pequeñas creemos que ofrecen oportunidades más interesantes. Y no solo ahora. Es verdad que si miras a lo largo del tiempo es un área más ineficiente donde hay muchas más compañías en número y mucho menos seguidas por parte del mercado. Es más fácil encontrar compañías que cotizan a fuerte descuento frente a lo que consideramos que es su valor en mercado, porque están fuera del radar de la mayoría de los inversores. Para nosotros, el riesgo lo entendemos como una pérdida permanente de capital y en ese sentido, que la compañía sea más volátil o no en precio nos es indiferente. Gestionamos el riesgo analizando a la compañía en su profundidad, analizando su robustez financiera. Analizando en un entrono como el que hemos vivido este año, que sea capaz de atravesarlo con la solidez financiera y la liquidez necesaria. Que tenga un negocio con unos flujos de caja recurrentes que vayan mejorando a lo largo del tiempo y, critico es, que coticen a precios muy por debajo del valor que creemos que tienen. Esto hace que nos den un margen de seguridad muy importante. Se pueden cometer errores. Podemos vivir un escenario como el que hemos vivido este año del covid, que no estaba en los modelos de inversión de la inmensa mayoría de los managers en el mundo. Pero centrándonos en esos aspectos que comentaba creemos que podemos encontrar compañías que en la inmensa mayoría de las inversiones que hagamos son compañías que van a seguir generando buenos retornos a lo largo del tiempo y que van a poder pasar esta crisis que hemos vivido de una forma satisfactoria.

¿Cómo se ha comportado el fondo en lo que va de año? ¿Qué comportamiento esperáis en el medio y largo plazo?

No hacemos predicciones a corto plazo de lo que va a hacer ni el mercado ni nuestro fondo. Tenemos esa orientación al largo plazo. Desde que lanzamos el fondo Azvalor Managers siempre hemos dicho que el tiempo de inversión debe ser de al menos siete años, porque creemos que en un periodo de siete años la probabilidad de que nuestros managers consigan rentabilidades muy satisfactorias es extremadamente alta frente a periodos más reducidos, en el que el elemento ruido del mercado tiene un mayor peso. En ese sentido, el objetivo que tenemos en nuestro fondo es generar una rentabilidad de doble dígito a lo largo de un tiempo elevado. Este año ha tenido vaivenes muy significativos, con una caída muy fuerte en los meses de febrero y marzo, para luego recuperar desde los mínimos de forma muy sustancial. Nos está dando el mercado una oportunidad de entrada muy interesante para este fondo en concreto, invirtiendo en la compañías correctas, cotizando de media a un múltiplo de 8 o 9 veces, un múltiplo muy bajo en términos absolutos pero también en términos relativos frente al mercado, con compañías cotizando a 30, 40 o más veces. Creemos que este tipo de inversión, comprando compañías  a precios muy interesantes, e invirtiendo en las compañías correctas, sin cometer demasiados errores, podemos ser capaces de generar esas rentabilidades de doble digito a lo largo del tiempo.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí