David Galán, director de renta variable de Bolsa General, analiza técnicamente OHL.

El valor tuvo una caída en 2007, un rebote en 2008, la clave está en el 61.8% que es donde se frenar  y de ahí comienza una presión bajista que hace ver los minimos de 2008 y 2009. Ahí se empieza a fomar una sucesión de mínimos y máximos crecientes que anticipan una tendencia alcista. Una tendencia que durante 2009-2010 y buena parte de 2011 se ha podido canalizar. Un canal de 6 euros de anchura que, una vez roto, amplía las caídas hasta la zona de 17 euros. Si acercamos el zoom, el valor está intentando detener la caída y hacer un suelo por lo que seria importante no perder los 16.50 euros pues, de hacerlo, volvería a reactivar las caídas.

Si supera los 19.20 euros y posteriormente los 19.63 euros podríamos ver un rebote consistente en el valor.